• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los Escándalos de Televen hicieron temblar a la televisión venezolana

El canal de Horizonte estrenó este lunes una serie de 40 unitarios grabados en cinco ciudades del mundo, con tecnología de punta y un elenco de lujo

En el año 1994, una joven de clase alta cometió un asesinato que conmocionó la opinión pública venezolana. Conocido como el doble crimen de Los Naranjos pasó a la historia de los sucesos en el país por el móvil tan particular: mató a dos hombres por un gato.

Casos como este prometen estremecer la pantalla chica en la nueva serie “Escándalos”, que Televen estrenó este lunes las 7:00 de la noche. Se trata de un trabajo realizado entre VIP 2000, Ideas Estudios y el canal de Horizonte, quienes se aliaron para producir 40 unitarios basados en historias de la vida real y grabados en Caracas, Panamá, México, Miami y Los Ángeles. 

El primer episodio, titulado "Asuntos de Familia", es protagonizado por María Alejandra Martín, Sócrates Serrano, Rhandy Piñango, Ráquel Yánez y José Manuel Suárez. Narra la historia de una famosa escritoria con una vida perfecta, hasta que su hijo se ve envuelto en un escándalo que involucra a todos los miembros de la familia.

Televen demostró con este capítulo lo ambicioso de la apuesta. Totalmente en HD, con cámaras de tecnología de punta, incluyendo drones para la filmación, las escenas y la actuación se acercan más al cine que a las telenovelas. Los unitorios fueron dirigidos por Tony Rodríguez y producidos por Jhony Pulido y Lorena Vivas.

Actores como Crisbel Henríquez, Ricardo Álamo, Jorge Palacios y otras figuras de la televisión y el teatro asumieron el reto de interpretar difíciles roles que rara vez se le ofrecen a un actor venezolano. La destacada actriz Diana Volpe será una de ellas, al meterse en la piel de Martha Stewart y reflejar la caída de quien fue una de las mujeres más poderosas de la televisión.

"En tiempos de crisis surgen las mejores ideas", destacó Pulido en la rueda de prensa, resaltando el trabajo con actores de teatro y el abordaje de los casos. “Las historias son reales, tomando un tratamiento con ética, con el fin de dejar un mensaje de valores positivos para la familia por más trágicos que sean los casos. No es ir más allá de lo que ya sucedió”, añadió. 

 "Todo es real excepto sus nombres" es el lema de esta serie de unitarios que busca demostrar que todavía en Venezuela se puede hacer televisión de calidad.