• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

José Tomás Angola: “Los cuentos deben tener un trabajo del lenguaje”

José Tomás Angola | MANUEL SARDÁ

José Tomás Angola | MANUEL SARDÁ

El escritor duda de la validez literaria de los géneros cercanos al periodismo, como la crónica

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Esa noche llamada muerte de José Tomás Angola reúne 40 relatos que se refieren al término de la vida. La obra publicada por Los Libros de El Nacional se divide en dos partes: “Necrológicas mínimas”, integrada por cuentos que se refieren a los instantes cuando fallecieron personas que hicieron historia, y “Exequias de vecino”, de personajes intrascendentes.

“Ayer sacaron a Dios del mar. Era un cadáver de rostro hinchado. Quién sabe cómo llegó a ser catafalco esta alfombra salada, pero la verdad es que era Dios”, son las líneas con que comienza la obra escrita como “ejercicio de creatividad” entre 2005 y 2012. De la muerte de Dios en adelante se suceden los últimos instantes de la vida de María Antonieta, César, Hamlet, Manuel Piar y John F. Kennedy, entre otros seres reales y ficticios de Occidente.

La segunda parte se cierra con “Tomás Muerte”, que ficciona su fallecimiento. La voz de este relato, que es la más particular de la colección, va de la primera a la segunda persona con el objeto de escandalizar al lector, al recordarle su propia cualidad de ser humano finito: “Importas tú que estás leyendo de la muerte de Tomás Muerte y aún no comprendes que así te bauticé la mañana o la tarde o la noche que empezaste a leer este relato y que ahora tú eres Tomás Muerte y como mi madre te digo que te doy ese nombre para que siempre sepas dónde irás”.


El problema del género. A pesar de moverse entre el teatro, la poesía y la narrativa, y de considerar que su anterior libro de cuentos, Todas las ciudades son Isabel (Equinoccio, 2011), más bien es una novela fragmentada, se ve incómodo en ciertos territorios híbridos y parece un purista de los géneros al considerar que la literatura está construida por la pretensión estética. Por eso declara que trabaja obsesivamente el lenguaje de sus obras: sólo el tratamiento de la expresión le asegura su propia búsqueda artística.

“Siento que los cuentos deben tener un trabajo del lenguaje, porque ya estamos transitando espacios demasiado difíciles. La narrativa está compitiendo con la crónica, a la que se le ha dado un rango de género literario que no tiene, pues es un género periodístico”, indica Angola, para quien muchos reporteros buscan generar una fórmula artística en su escritura, lo cual no convierte “los objetivos del periodismo en los mismos de la literatura, porque con una noticia no se está generando entretenimiento”.

El escritor considera que se tiene que reconducir el desarrollo de la crónica en América Latina. "Las licencias son muy grandes y tú no sabes dónde ubicarla”, concluyó el autor que prefiere no delimitar géneros en su propia narrativa, pues en Esa noche llamada muerte, señala, hay desde poemas en prosa hasta relatos clásicos, o cuentos que están a borde del ensayo. “Sí creo en el hibridismo en el mundo de la literatura: hay que pasar de las visiones decimonónicas de las novelas clásicas, porque autores como J. M. Coetzee y Michel Houellebecq han hecho novelas cruzadas con el ensayo”, aclara.

Los usos estéticos y utilitarios de las letras, como el tema de la muerte, es la obsesión del autor de Sin freno concebido (2006), que se pasa la vida escribiendo. Así que mientras hace la promoción de Esa noche llamada muerte y en la Sala Espacio Creativo del Teatro Santa Fe se presenta su obra teatral más reciente, Diálogos de auto, cama y toilet, evalúa concursos internacionales para enviar la novela breve que guarda en la gaveta de su escritorio junto con otras dos –una novela histórica construida con personajes que hablan según los diálogos de sus novelas y otra política, que terminaba con la muerte de un presidente y que actualmente se cuestiona si reescribir– y corrige un poemario y un libro de ensayos que aún no se decide a publicar.


Esa noche llamada muerte

José Tomás Angola

Presentación: domingo, 3:00 pm

Librería Kalathos, Centro de Arte Los Galpones, avenida Ávila con Octava Transversal, Los Chorros