• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Ennio Morricone recibirá el Globo de Oro en Roma

Es el tercer Globo de Oro que recibe el compositor italiano | EFE

Es el tercer Globo de Oro que recibe el compositor italiano | EFE

Es la primera vez que la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood celebra una ceremonia fuera de Estados Unidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El compositor italiano Ennio Morricone recibirá hoy en Roma, en una ceremonia especial, el Globo de Oro por la banda sonora de The Hateful Eight de Quentin Tarantino. 

El legendario músico, de 87 años de edad, no pudo viajar a Beverly Hills para la entrega del premio otorgado por la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood el 10 de enero en Los Ángeles. 

Es la primera vez que la ceremonia se llevará a cabo fuera de Estados Unidos, precisó en un comunicado la firma de joyas Bulgari, encargada de la realización del evento en su sede histórica de la capital italiana. 

Se trata del tercer Globo de Oro que recibe Morricone. Antes lo obtuvo en 1987 por la banda sonora de La Misión de Roland Joffe y en el año 2000 por La leyenda del pianista sobre el océano de Giuseppe Tornatore. 

Un inédito documental sobre el compositor, realizado por Tornatore, será proyectado con ocasión de la premiación. 

El nuevo filme de Tarantino es un homenaje a los westerns spaghetti del gran cineasta italiano Sergio Leone, cuyas bandas sonoras fueron compuestas casi todas por Morricone. 

El largometraje compite por el Oscar justamente en la categoría de Mejor Banda Sonora. Morricone, que recibió en 2007 el Oscar a la carrera, ha compuesto más de 500 bandas sonoras de películas. “Es el Mozart de nuestros días”, exclamó Tarantino al recibir el premio en su nombre. 

El director de orquesta romano, que ha emocionado con sus notas en Cinema ParadisoÁtameLos intocablesEl bueno, el malo y el feo, descubrió su pasión por la música muy joven. Después de estudiar en Roma, compuso canciones pop antes de comenzar a escribir para el cine en la década de los años sesenta, a un ritmo de producción inverosímil que incluye series de televisión, documentales y más de cien piezas.