• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los Emmy tuvieron sorpresas y el rating más alto en siete años

Michael Douglas dedicó su premio a Matt Damon | EFE

Michael Douglas dedicó su premio a Matt Damon | EFE

El filme Behind the Candelabra ganó 11 premios en total, 8 de ellos fueron otorgados hace 2 semanas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Noticia de última hora. Nadie en Estados Unidos está ganando una piscina de Premios Emmy”, bromeó Neil Patrick Harris durante la ceremonia de entrega de estos galardones el pasado domingo, que estuvo llena de sorpresas. En una noche que los críticos definieron como histórica por las nominaciones que acumularon House of Cards y Arrested Development, las series de Netflix, los triunfos inesperados invalidaron las apuestas que la audiencia y la crítica habían hecho.

El show que preparó Harris fue uno de los más esperados de este año. Sin embargo, fue un espectáculo sobrio. Una de las excepciones de la noche fue la acertada decisión de incluir el premio a Mejor Coreografía, otorgado a Dereck Hough de Dancing with the Stars.

En un reporte preliminar presentado ayer por la agencia Nielsen, esta emisión de los Emmy obtuvo, sólo en Estados Unidos, un total de 17,6 millones de espectadores y 4,9 puntos de rating. Esta es la mayor cifra de audiencia desde 2005, cuando Ellen DeGeneres fue la anfitriona.

El triunfo de Jeff Daniels, protagonista de The Newsroom, como Mejor Actor Dramático enmudeció a aquellos que esperaban que Bryan Cranston se llevara la cuarta estatuilla por Breaking Bad. Menos sorprendente fue el de Claire Danes, quien se llevó su segundo Emmy consecutivo por su interpretación de Carrie Mathison en Homeland y se impuso a la favorita Kerry Washington, protagonista de Scandal.

También sorprendió la mención de Merritt Wever como Mejor Actriz de Reparto en Comedia por su participación en Nurse Jackie. Igualmente, en la categoría de Mejor Actor de Reparto en Drama, Bobby Cannavale se llevó el galardón por Boardwalk Empire, cuando la crítica se inclinaba a pensar que éste sería para Aaron Paul por Breaking Bad, serie que conoció la victoria al obtener su primer Emmy como Mejor Drama en su temporada final.

La supremacía que The Daily Show with Jon Stewart mantuvo por una década fue arrebatada por su spin off: The Colbert Report. El show ganó como Mejor Programa y Mejor Guión para un programa de variedades.

Otra de las sorpresas de esta entrega fue el reconocimiento a David Fincher. El realizador se llevó el galardón a Mejor Dirección para un dramático por su trabajo en House of Cards, la serie de Netflix.

Pero no todo fueron sorpresas. La noche sirvió para que Julia Louis-Dreyfus se consolidara como la reina de la comedia. La actriz, que ya había ganado el Emmy por su papel de Elaine Beanes en Seinfeld y por la protagonización de The New Adventures of Old Christine, se llevó por segundo año consecutivo el galardón por Veep. Jim Parsons reafirmó los triunfos que obtuvo en 2010 y 2011 como Mejor Actor de Comedia gracias a su interpretación del genio y neurótico Sheldon Cooper en The Big Bang Theory.

La hegemonía de Modern Family se consolidó en esta premiación con el Emmy a Mejor Comedia. Sarah Hyland, la joven que interpreta a Haley Dunphy en el programa, usó un Carolina Herrera verde esmeralda para la ceremonia, en un look que dividió a los críticos de moda. 

Behind the Candelabra, biografía de Liberace producida por HBO, también cumplió su papel al ganar como Mejor Película para Televisión. Michael Douglas, su protagonista, se llevó la estatuilla a Mejor Actor.