• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los Emmy Awards 2015 perdieron audiencia, pero sumaron diversidad

El elenco de «Game of Thrones» celebró el éxito de la serie | Foto EFE

El elenco de «Game of Thrones» celebró el éxito de la serie | Foto EFE

Sin ninguna sorpresa transcurrió la gala conducida por Andy Samberg, en la que se impuso HBO con los triunfos de sus series Veep y Game of Thrones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El del domingo fue un show con humor convencional, pero con triunfos extraordinarios. La 67ª entrega de los Emmy incluyó discursos emotivos a favor de la diversidad, reconoció finalmente a eternos nominados y marcó el poderío de la cadena HBO.

Sin embargo, esta entrega será recordada por haber registrado un rating de 8,7 puntos, lo que representa una caída de 20% con respecto al año pasado.

De acuerdo con números preliminares de la compañía Nielsen, la gala fue vista por 11,9 millones de televidentes, cerca de 4 millones menos que el año pasado. La mayor audiencia de esa noche la obtuvo el programa Sunday Night Football (NBC), con 16,5 millones.

Se trata de una de las cifras más bajas desde 2008 y 1990, años en los que la ceremonia que reconoce lo mejor de la industria televisiva de Estados Unidos fue vista en 12,3 millones de hogares. El número más alto en fechas recientes lo mantiene el año 2013 con una audiencia de 17,8 millones, según datos que publicó Variety.

El anfitrión encargado de mantener el ritmo durante una transmisión que premia en vivo más de 25 categorías tampoco se llevó todos los laureles. El performance de Andy Samberg recibió críticas favorables y desfavorables.

Brian Lowry, de Variety, considera que la dinámica del comediante –que inició la noche con un musical sobre el exceso de programas que transmite hoy en día la televisión– fue decreciendo a lo largo de la noche. Sin embargo, James Poniewozik, de The New York Times, piensa que Samberg fue una muestra de la gran TV actual: “Excelente y no para todo el mundo”.

En los Emmy 2015 –entretenidos, raros, impactantes en unos momentos y gloriosos en otros, según The Hollywood Reporter– se entregó por primera vez la estatuilla principal en drama a una actriz negra (Viola Davis ganó por su papel en How To Get Away With Murder). También reconoció a un personaje transgénero (Jeffrey Tambor en Transparent) y finalmente dio a John Hamm un galardón por su Don Draper en Mad Men.

Pero principalmente consolidó a HBO: en el drama, su serie Game of Thrones se llevó 12 estatuillas (4 de las principales y 8 en categorías técnicas), es la primera vez que sucede con una serie de fantasía. Y en comedia Veep destronó a Modern Family como Mejor Serie. La familia disfuncional había ganado ese trofeo desde 2009.

LA CIFRA
11,9 millones de televidentes vieron la ceremonia de premiación, la cifra más baja en su historia desde 2008