• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

La Emisora Cultural de Caracas cedió su dial después de 38 años

El músico y locutor Omar Jeanton dirige la emisora desde el año 2004, cuando la compró al heredero de Humberto Peñaloza, su fundador | Foto Manuel Sardá

El músico y locutor Omar Jeanton dirige la emisora desde el año 2004, cuando la compró al heredero de Humberto Peñaloza, su fundador | Foto Manuel Sardá

El propietario Omar Jeanton afirmó que las diligencias para renovar la concesión no fluyeron

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Emisora Cultural de Caracas ya no transmite a través la 97.7 FM, la que fue su señal –y la primera en frecuencia modulada del país– desde 1975. El cambio intempestivo, que ocurrió el lunes 14 de octubre, prendió las alarmas de fieles radioescuchas que han visto en esa estación una isla dentro de la oferta radial capitalina.

Omar Jeanton, músico y locutor de extensa trayectoria, ha sido propietario de la estación que está ubicada en Colinas de Los Caobos desde 2004, cuando la compró al heredero de Humberto Peñaloza, quien fue su fundador y que para entonces padecía una enfermedad que lo venció un par de años después.

Desde entonces ocurrió un refrescamiento en la programación. Se trataba de ver la cultura, ya no como una cuestión elitista, sino conectada con la ciudad y como una forma de desarrollo de la sociedad. Al mismo tiempo, se abrió el abanico musical: insistió en lo clásico, barroco y la música de cámara, pero le dio cabida al world music, el jazz, la bossa nova, el tango, el fado y más expresiones contemporáneas.

Jeanton cuenta que, desde que tomó posesión de la emisora, estuvo infructuosamente haciendo gestiones para estar al día con el organismo que administra, regula, ordena y controla el espectro radioeléctrico en Venezuela.

Esta situación lo llevó a tomar en consideración la oferta que le hicieron hace pocos meses unos empresarios, asociados a una compañía de tecnología llamada Advantel.

"Debo admitir que no tuve presión directa desde Conatel, pero las gestiones que hicimos para renovar la concesión no fluyeron, mientras que los procedimientos de ellos (Difusión Latina) sí. Tomaron la frecuencia y quedamos en un limbo. Era una situación que no terminábamos de definir (...) Una de las cosas que propusimos a Conatel cuando no nos daban respuesta fue la posibilidad de ampliar la frecuencia desde la 97.3. Como familia, teníamos una responsabilidad: no quería que muriera La Cultural".

Jeanton, a quienes algunos recuerdan por una efímera disquera llamada Cacao Música, es propietario de Jazzmanía 105.7 FM, que se escucha en Puerto La Cruz. También posee la 97.3 FM de Guatire. Ahora La Cultural de Caracas transmite, no sólo desde su página web –www.laculturaldecaracas.com–, sino a través de esa frecuencia, que se extendió a la Gran Caracas. Se sabe que ha habido fallas y que la señal no llega con nitidez a varios sectores de la ciudad, pero el directivo afirma que está trabajando para hacer los ajustes necesarios.

El cambio tomó por sorpresa no solo al público, también a productores y locutores. El historiador Elías Pino Iturrieta, quien conduce Los pasos perdidos junto con el periodista Jaime Bello-León, es uno de ellos: "Fue una frecuencia emblemática para la ciudad. El hecho de que se haya retirado de su dial sin aviso ni protesto da cuenta de una situación que uno no queda mal al calificarla de violenta. Es una ruptura. Se debió hacer una campaña para notificar a todos, pero no se hizo".

Los pasos perdidos es uno de los platos fuertes de la programación de una emisora que atrajo, más aún tras la desaparición de la 100.7 FM La Radio del Ateneo de Caracas –que se convirtió en Ven FM en marzo de 2012–, a toda la audiencia interesada en las bellas artes, la música de autor y las reflexiones sobre la historia, el país y la ciudad. Junto con ese espacio, nació en julio de 2011 Caracas vuelta y vuelta, de José Luis Ávila y Faitha Nahmens. También continúan en la parrilla Zona libre, de Alexandra Cariani; Clásicos contemporáneos, de Alfredo Rugeles y Adina Izarra; Música a cuatro manos, de Juan Carlos Carrano; Aquí entre nos, de Jorgita Rodríguez y Rafael Albertos; La ciudad deseada, de Federico Vegas y Marisabel Peña; y El concierto de la mañana, de Diana Insausti, considerado un emblema de La Cultural.