• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El Cigala: un duende que interpretó tango en Caracas

El cantautor español, Diego El Cigala

El cantautor español, Diego El Cigala

Las palmas y la voz rasgada del cantante nacido en Madrid en 1968 le dieron una personalidad inédita a la música popular argentina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por una noche, en Caracas, el desgarro argentino tuvo acento andaluz y las tragedias nocturnas fueron protagonistas, en la presentación del Cigala en el hotel Tamanaco el jueves.

Y es que los temas del tango y del flamenco son los mismos, por eso sonaba tan a propósito la voz rasgada del cantaor mientras entonaba los ritmos argentinos.

A las 9:00 pm salió a escena Diego Ramón Jiménez Salazar, mejor conocido por su nombre artístico: el Cigala. "Canta desde el cielo que te debo un beso", fue el verso que inauguró la mejor sección de la velada.

"¡Muy buenas noches, Venezuela! ¡Buenas noches, Caracas! Son siete años que no venía por estas tierras", saludó a los presentes en el salón Naiguatá del hotel. "¡Qué Dios os bendiga y os dé mucha suerte en esta vida", continuó el gitano antes de interpretar la segunda canción del repertorio, "Las cuarenta", incluida en su disco más reciente, Cigala & Tango (2010), que le valió un premio Grammy Latino al Mejor Álbum de Tango.

El público, casi siempre acompañándolo con las palmas, celebró con voces y aplausos frenéticos cuando oyó los primeros acordes de uno de los tangos que enamoraron a buena parte de América Latina: "El día que me quieras".

Recuerdos

Durante el concierto, el Cigala hizo una pausa para celebrar la música de la cantante mexicana nacida en Costa Rica Chavela Vargas, recientemente fallecida. Para honrarla con lo que más le gustaba la música , interpretó una de sus piezas más famosas: "Soledad".

"Quiero dedicar el siguiente tema a alguien que nos dejó hace poco: se trata de nuestra gran chamán, una que me enseñó esta canción, nuestra querida Chavela Vargas", dijo antes de comenzar: "Fue una noche sin estrellas..." Pero no sólo de tango y recuerdos tristes se hizo el espectáculo. El músico que fusiona flamenco con jazz y ritmos caribeños demostró su talento híbrido en la interpretación de piezas celebérrimas como "Lágrimas negras". Varias veces el público le pidió a gritos el tema, por lo que el artista bromeó antes de cantarlo y dijo que todo iba a su tiempo.