• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Edwin Chacón: “Queremos un museo que se parezca a los venezolanos”

"La GAN es un espacio dedicado a difundir el arte venezolano, sin marcar una línea partidista", recalcó Edwin Chacón | Foto Alexandra Blanco

"La GAN es un espacio dedicado a difundir el arte venezolano, sin marcar una línea partidista", recalcó Edwin Chacón | Foto Alexandra Blanco

El nuevo director de la Galería de Arte Nacional dice que este año se concluirá el acondicionamiento de la bóveda de la nueva sede 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde el 22 de enero la Galería de Arte Nacional tiene nuevo director general. Edwin Chacón sustituyó a Juan Calzadilla, quien renunció el año pasado. El educador egresado de la Universidad del Zulia comenzó su formación museística hace 19 años en el Maczul de Maracaibo. Su primer contacto con las instituciones caraqueñas se dio en 2001, en la misma GAN, como investigador en el área educativa.

Más de una década después —luego de estar al frente tanto del Museo de Bellas Arte como del Arturo Michelena (del cual aún sigue encargado)— regresa a la galería, que cuenta con una nueva sede en la avenida México. Desde el ventanal de la oficina del historiador de 44 años de edad se observa a la gente que llega a la institución. Ayer en la mañana había gran concurrencia. La sala principal, donde se exhibe la individual que se inauguró en julio sobre el 150º aniversario de Arturo Michelena, era visitada por público en general y por miembros de la Juventud PSUV que celebraban a un lado de la muestra un congreso de formación en política económica.

En un mes la exhibición será desmontada para poner en marcha el cronograma oficial de exposiciones de 2014, que diseñó Chacón. “Desde el 10 de mayo, en el marco del Día del Artista Plástico, presentaremos piezas de Ender Cepeda, Saúl Huerta y Oscar Quintana. También vamos a mostrar obras de Régulo Pérez y, para cerrar el mes, Cuadernos de artistas”, señala.

En el calendario figuran otras exhibiciones: una que conmemorará el centenario de la muerte de Antonio Herrera Toro, una antológica dedicada a Juan Calzadilla, una sobre la obra reciente de Francisco Javier “Goma” Bassim, una relectura del arte venezolano que se llamará Territorios y será permanente y una serie fotográfica sobre la etnia pumé, que se organiza en alianza con la Fundación Bigott.

Chacón apunta que, en línea con la nueva dirección de la Fundación Museos Nacionales, la GAN está en plena reconfiguración. “Con el tiempo las instituciones se volvieron una especie de grandes mausoleos, sin ningún sentido de apropiación. Queremos un museo que se parezca a los venezolanos. Necesitamos el empoderamiento, porque no es secreto para nadie que antes nuestros museos estaban dirigidos a un sector de la sociedad. Tenemos en desarrollo, por ejemplo, el proyecto Rutas Creativas, un plan de formación de los docentes para que el trabajo en el aula se complemente con las visitas a los museos”.

El director marabino asegura que la prioridad es mover la colección de la galería, integrada por más de 9.300 piezas. “Las conservamos en la antigua sede, que está en los espacios del Museo de Bellas Artes, pero este año vamos a concluir el acondicionamiento de la bóveda de la nueva sede. El presidente Nicolás Maduro aprobó los recursos económicos. Se van a terminar de construir las parrilleras en las que irán las pinturas y el mobiliario para las esculturas y obras sobre papel. Es un espacio que tiene más de 6.000 metros cuadrados. Nuestro propósito es convertirla en una bóveda ‘visitable’, para que si alguien quiere ver una obra importante que no se expone en el momento, como es el caso de Miranda en La Carraca, pueda hacer una cita”.

—Se ha criticado que las políticas culturales del gobierno estén casadas con la ideología revolucionaria y que excluyan a un sector de la población. ¿Qué opinión tiene al respecto?
—La cultura y la educación siempre van a ser ideológicas. Antes respondíamos a un modelo de país y hoy tenemos otro. Pero los museos son espacios de reencuentro a los que puede venir todo tipo de público, sin distinciones ideológica ni partidista. Lo que queremos es mantener las líneas del diálogo y generar una cultura por la paz.

—Pero, ¿cómo se da ese diálogo si hay artistas jóvenes que denuncian que son excluidos de los museos por tener una posición distinta a la del gobierno?
—El año pasado el Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez organizó la exposición Caligrafías, sobre arte social y urbano, y te aseguro que muchos de esos autores no tenían una vinculación directa con el gobierno. En la GAN, a partir de este año, abriremos espacios para los jóvenes creadores, como una especie de sala experimental.

—¿Sin exclusión ideológica?
—En lo absoluto, te repito: la GAN es un espacio dedicado a difundir el arte venezolano, sin marcar una línea partidista.

—¿Qué otros planes tiene la galería en el corto plazo?
—Queremos brindarle un apoyo importante a los museos del resto del país. Es justo que las instituciones que cuenten con las condiciones técnicas puedan apreciar y exhibir algunas de las obras de la GAN. También para el próximo año tenemos pautado el retorno de Michelena a París. La idea es que viaje un grupo de obras representativas de la exposición que tenemos actualmente en sala. Dialogamos con un museo francés a través de la oficina de Relaciones Internacionales del Ministerio de Cultura. Y celebraremos dos centenarios: el de César Rengifo y el de Gabriel Bracho. La gran fiesta será en 2016, cuando la Galería de Arte Nacional cumpla 40 años.