• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Eduardo Orozco: “Este es un relanzamiento de mi carrera”

El artista interpreta a Arturo Santana en <i>Santa diabla</i> | Foto Cortesía

El artista interpreta a Arturo Santana en Santa diabla | Foto Cortesía

Con la cadena Telemundo, el actor lleva adelante su primer reto en el mercado internacional. Afirma que su personaje es complejo y que lo ha disfrutado al máximo 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para Eduardo Orozco, 2013 fue un año de nuevos comienzos. El actor inició su camino hacia la internacionalización con Arturo Santana, un personaje estelar en la novela de Telemundo Santa diabla. También comenzó una relación con Vanessa Goncalves, Miss Venezuela 2010.

El último papel del actor en la televisión nacional fue el protagónico en Válgame Dios de Mónica Montañés. En este momento se concentra en la nueva etapa y en su trabajo con Cinemax, canal para el cual es presentador, aunque no descarta regresar al país.

Orozco no celebró el estreno de Santa diabla, aunque afirma que para él no es uno más. “Esta es la primera etapa de un largo camino que tengo por recorrer. Hay que tener los pies en la tierra porque todavía me queda mucho trabajo por hacer para que esta felicidad que siento sea constante”.


—¿Qué lo llevó a Miami?

—Esto ha sido la conclusión de un trabajo de visualización que he hecho desde hace un par de años. Había intentado explorar el mercado colombiano y fui a Bogotá. Vine también a Miami y pienso que se unieron muchas cosas muy importantes. Luego, la experiencia con la protagonización de Válgame Dios de Mónica Montañés. La seguridad y la fe que tenía me indicaron que este trabajo se iba a dar. Yo sabía que este era el paso que me tocaba dar. 

—¿Sentía la necesidad de internacionalizarse?

—Este medio es tan extenso que no hay techos y quiero demostrarme que no hay límites. Puedes explorar la fotografía, la dirección, la producción y la actuación en cada mercado que se abra. En Venezuela lo hice porque ahí nací pero también hay otros lugares que deseo conocer, con mercados audiovisuales muy desarrollados. Empecé por aquí y me ha ido de maravilla.

—¿Es un nuevo comienzo?

—Este es un relanzamiento de mi carrera desde muchos puntos de vista. Es un canal nuevo y estoy estrenando muchas cosas: un personaje, una novela, una carrera internacional. Y en Telemundo han sabido apreciar la experiencia que tengo pero evidentemente quieren verme ejerciéndola. De eso se ha tratado y el estreno de Santa diabla no es uno más para mí.

—¿El ritmo de trabajo es diferente en Telemundo?

—La cantidad, el ritmo, la manera de trabajar, la logística, los planes, todo es muy parecido a como es en Venezuela. Sin embargo, el presupuesto disponible es la gran diferencia. Lo que más me ha costado, aunque ya es etapa superada, es el tema del acento neutro, que es obligatorio. Nosotros como caribeños tenemos una manera de expresarnos muy divina y estamos acostumbrados a hablar, a convencer, a seducir con ese acento. Ahora hay que hacerlo de otra forma y hay que estar sensible para romper esa costumbre. Parece mentira, pero es muy difícil hacerlo.

—Pero ya casi no se le nota el acento venezolano.

—¿En serio? ¡Qué chévere! Ahora sí se me salió (risas). Aunque ahora no estaba haciéndolo de manera consciente. Una vez estaba con el profesor de acento neutro y estaba leyendo, muy pendiente de hablar con todas las eses, y el profesor, que es mexicano, me dijo "Ahora sí lo tienes". Mi respuesta fue: “Oye, pana ¡qué nota!”. Pero lo he disfrutado y trabajado mucho.

—¿Cómo es Arturo Santana? ¿Qué tiene de usted?

—Que vive y se mueve bajo los códigos morales comunes establecidos en la sociedad: es buen hijo, cree en la amistad y en la fidelidad y tiene un buen corazón. El pequeño problema es que su madre es racista, y después de que murió su hermano, él ha tratado de complacerla en todo. Pero Arturo se enamora de una mujer negra y para poder vivir su relación tiene que mentir. Y construye una vida paralela para ocultar su gran amor. Además, tiene cierta perversión sexual y, al ser eso un rasgo de una personalidad psicopática, da una versatilidad bastante importante.

—Es un personaje complejo…

—¡Sí! Arturo se puede reír y estar serio al mismo tiempo. Puede estar enamorado y pensar en la maldad. Es complicado lograr que todas esas características tan distantes una de la otra se entrelacen con honestidad. Lo más complejo es reflejar esos rasgos tan alejados entre lo emocional y lo conductual y hacerlos elocuentes, justos, lógicos y creíbles.


Santa diabla

Televen

Lunes a sábado, 10:00 pm