• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Edificio Royal alberga vidas en decadencia

La película, que se estrena el viernes, es dirigida por el colombiano Iván Wild. En el reparto figuran los actores Jorge Perugorría y Katherine Vélez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace al menos 10 años el guionista Carlos Franco leyó en un periódico de Barranquilla sobre un trabajador de una funeraria que secuestró un cadáver como garantía de pago, un acto de desespero que fue inspiración para la trama de Edificio Royal, película dirigida por Iván Wild que se estrena el viernes en el país.

El actor cubano Jorge Perugorría (Fresa y chocolate) es el encargado de interpretar en la cinta a Justo, ese embalsamador que llama la atención desde el comienzo del filme cuando a duras penas sube hasta su apartamento la urna con el cuerpo del difunto. La colombiana Katherine Vélez (El capo, Las juanas) encarna a Margarita, la escandalizada esposa que suma al tedio de su vida la resignación a tener un muerto en la mesa del comedor.

Aunque ese hecho fue un detonante, no es el único de un guión escrito por Franco y Wild que desarrolla varias historias ocurridas simultáneamente en un edificio que en otros tiempos fue símbolo de opulencia, pero en el que ahora hay más cucarachas y grietas que esperanzas. "Salta de una historia a otra, como un bucle fragmentario de temporalidades", señala por teléfono el realizador.

Mientras Margarita y Justo discuten, el conserje trata de mantener en funcionamiento lo que parece no dar más, mientras cumple las órdenes de una administradora empeñada en aparentar la vida a la que solo tiene acceso por revistas sobre celebridades. En otro de los apartamentos, una anciana cuida de un esposo con alzheimer a quien inventa un pasado que no existió para hacerle el presente más llevadero.

"Es una película sobre la vida, por eso también es sobre la muerte. Son varios elementos que tienen que ver", indica el cineasta, que menciona al que trabaja en la funeraria, la pérdida de la memoria, el poder y el crimen. "También hay un poco del tema en términos de la nación, de Colombia, la crueldad alrededor de la vida que se vive aquí", detalla.

Paralelismos.

Personas que intentan luchar, que dan la pelea en una existencia trágica, son las que viven en un edificio con cimientos podridos, malolientes, del que nunca muestran su fachada actual, como si solo bastara conocer las vivencias de sus habitantes para imaginarlo.

"Era abrir el diálogo sobre el asunto y mostrar las historias que pasan adentro. Hay una relación entre las formas de los personajes y la estructura del edificio, esa extensión de los estados interiores. La lectura está abierta", acota el realizador sobre la cinta que se estrenó en Colombia en marzo de 2013 y se proyectó en el país a principios de 2014 durante el Festival de Cine Francés.

Wild, además, hace paralelismos con su país a través del personaje que pierde paulatinamente la memoria: "Una sociedad que se desmemoria.

¿Cómo afrontar el día siguiente cuando no te acuerdas del anterior?".

Edificio Royal fue realizada en conjunto por Colombia, Francia y Venezuela, país este último que invirtió 20% de un presupuesto de aproximadamente 450.000 dólares, según Raúl Bravo, el coproductor nacional. Participó en 2013 en el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias y en el Festival de Cine de Biarritz.