• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Edgar Ramírez volvió a subirse al ring de Cannes

Edgar Ramírez dedicó unas emotivas palabras a Robert de Niro | Foto EFE

Edgar Ramírez dedicó unas emotivas palabras a Robert de Niro | Foto EFE

La más reciente cinta del venezolano se estrenó en una función especial, durante la cual se le rindió un homenaje a Robert de Niro.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque fuera de la competición oficial, Edgar Ramírez regresó ayer a Cannes con el estreno de la cinta Hand of Stone. Jonathan Jakubowicz, el director del filme, también estuvo presente en La Croisette.

Los organizadores del festival aprovecharon la proyección para rendirle un homenaje a Robert de Niro, no solo un reconocimiento a todos sus aportes a la historia del cine y de ese certamen, sino también a su generosidad con todo el mundo que le ha convertido en “el más grande embajador de Nueva York”.

Así lo señaló el productor Harvey Weinstein, que destacó que el actor abrió su restaurante de forma gratuita después del 11 de septiembre, unas palabras que De Niro escuchaba emocionado junto a su esposa, Grace Hightower, en el Gran Teatro Lumière de Cannes, donde se celebran todas las galas del festival.

Weinstein estaba presente como amigo de Robert de Niro –“es un increíble actor e increíble caballero”, dijo– y como productor de su más reciente película, Hands of Stone, sobre la vida del boxeador panameño Roberto “Mano'e Piedra” Durán, en la que interpreta a su entrenador, Ray Arcel.

Ramírez, que da vida a Durán en la cinta, dedicó unas emotivas palabras a De Niro, al que conoció por primera vez en 2011 y con quien no solo ha hecho dos películas sino que también prepara una tercera.

“Cinco años más tarde tengo el privilegio de estar en la esquina (del cuadrilátero) no solo en la película, sino en la vida. La mejor forma de describirte es tu generosidad y tengo la suerte de haber sido receptor de ella en el cine y la vida. Te adoro y te agradezco una y mil veces todo lo que has hecho, en nombre de todas las generaciones de actores que vendrán. Gracias, gracias y gracias”, dijo el intérprete.

De Niro fue más parco cuando tomó la palabra tras proyectarse un montaje sobre su trayectoria en el cine y en Cannes, festival que visitó por primera vez hace 40 años con Taxi Driver de Martin Scorsese.

“Es un honor estar en Cannes, que es un gran festival. Siempre que vengo me lo paso muy bien y espero volver a ser presidente del jurado” –ya lo fue en la edición de 2011–, dijo el actor.

De Niro, Jakubowicz y todo el equipo de Hands of Stone, acompañados por Roberto “Mano’e Piedra” Durán, habían sido previamente los protagonistas de la alfombra roja de Cannes.