• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Eastwood devela la otra cara de la historia del héroe de US Airways

 Tom Hanks personifica a Chelsey Sullemberger, el piloto que salvó la vida de 155 personas en un acuatizaje en el río de Nueva York

Tom Hanks personifica a Chelsey Sullemberger, el piloto que salvó la vida de 155 personas en un acuatizaje en el río de Nueva York

Tom Hanks personifica a Chelsey Sullemberger, el piloto que salvó la vida de 155 personas en un acuatizaje en el río de Nueva York

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 15 de enero de 2009 era un jueves de invierno como cualquier otro en Nueva York. La temperatura alcanzaba los -6 grados centígrados. A las 2:30 pm los pasajeros se preparaban para embarcar el vuelo 1549 de US Airways con destino a Charlotte, Carolina del Norte. En pocos minutos, 150 personas se encontraban en sus puestos a la espera del despegue. Se les unieron los 5 miembros de la tripulación para comenzar el vuelo que partió desde el aeropuerto La Guardia en Nueva York.

Con los cinturones de seguridad abrochados y el equipo preparado, el avión se elevó a las 3:11 pm. Una situación inesperada cambió el rumbo de la travesía: una bandada de barnaclas canadienses impactó en los dos motores del avión y este comenzó a perder fuerza. Por mucho entrenamiento que reciban los tripulantes de cabina, no es sencillo tomar decisiones con una falla de tal magnitud y con 155 personas a bordo.

Chelsey “Sully” Sullemberger, el piloto de la aeronave, y Jeff Skiles, el copiloto, intentaron seguir las indicaciones que les daban desde la torre de control, donde les ofrecían dos caminos: regresar al aeropuerto de La Guardia o girar a la derecha hacia la pista de Teterboro. Ambas opciones parecían poco viables. Mientras tanto, el reloj seguía su curso y el avión su descenso.

Sullemberger, apoyado por su copiloto, decidió aterrizar la aeronave en el río Hudson. La maniobra de acuatizaje del Airbus A320 resultó exitosa. Las 155 personas que se encontraban dentro del avión estaban a salvo. Ferris locales y remolcadores que surcaban las aguas empezaron a rescatar a los pasajeros que se mantenían sobre las alas del avión para evitar caer en el agua helada.

La prensa convirtió al piloto en un héroe nacional. “El milagro del Hudson” se le llamaba a la historia del hombre que salvó a todos los que estaban dentro de un avión al que le fallaron ambos motores. Sin embargo, esta no es precisamente la cara de la moneda que Clint Eastwood quiso plasmar en Sully, la película que dirigió y coprodujo sobre los inconvenientes que tuvo Chelsey “Sully” Sullemberger con sus superiores después del accidente.

Sully es una adaptación del libro autobiográfico Highest Duty. El drama es protagonizado por el ganador del Oscar Tom Hanks y cuenta con las actuaciones de Aaron Eckhart, Laura Linney, Anna Gunn, Autumn Reeser, Holt McCallany, Jamey Sheridan y Jerry Ferrara.

Eastwood consigue darle la vuelta a la historia y muestra el drama que significó para el piloto el cuestionamiento mordaz de aquellos que debieron apoyarlo, pero que ahora intentan comprobar, a través de revisiones reiterativas de los hechos y reproducciones del acontecimiento en cabinas de vuelo simuladas, que Sullemberger pudo aterrizar en una pista, sin necesidad de arriesgar la vida de los pasajeros con un acuatizaje.