• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Golpes y cadenas para anular la individualidad del ser

Original de Ionesco, la obra sigue la violencia que se genera en una familia que evita la otredad 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grito. Otro grito. Otro. El ruido de las cadenas que se golpean contra los pechos casi desnudos de unas mujeres que se lamentan. “Está prohibido cuestionar”, se escucha. Los golpes distorsionados del rock huyen de la guitarra y se adhieren a una atmósfera agresiva, de sexualidad desmedida, de sillas que se estrellan en el suelo. Un grupo de personajes recorre cuartos en una lucha enloquecida por eliminar la individualidad.

Ensayo sobre la sumisión es la pieza que el grupo Teatro Forte trae de nuevo a los escenarios para que el espectador experimente las sensaciones que produce el sometimiento. El montaje, una versión de Jacobo o la sumisión del escritor francés Eugene Ionesco, se estrena hoy con la dirección de Vladimir Vera en la Organización Nelson Garrido. Estará en cartelera hasta el domingo 21 de julio y sólo podrán asistir 20 personas por función.

La historia original, enmarcada en el teatro del absurdo, presenta a un grupo de seres terribles para trabajar temas como la falta de comunicación, el conformismo de la sociedad y la imposición de criterios. Pero la adaptación de Teatro Forte se aleja de esto para enfocarse en lo sensorial. “No me atrapó la pieza, creo que es una de las creaciones de Ionesco que no superó el paso del tiempo. Pero me interesó el tema de la violencia que se genera en una casa contra una persona de criterio distinto. La individualidad se convierte en una figura de rechazo dentro de la sociedad. Sólo dejo la última página de la obra, es una escena que cambia el ritmo y la forma de interpretación; se convierte en una telenovela venezolana llevada a lo cursi, porque esa es mi opinión de la obra original”, señala el director.


Recorrido feroz. Un espacio cercado por un papel blanco agujereado, un cuarto penumbroso, un salón de luz roja, otro salón oscuro, una sala abierta para los excesos. Estos son los lugares por los que pasan Jacobo, sus padres, sus suegros, su abuela y su prometida. Con vestuarios que asemejan trajes sadomasoquistas muestran su carga de violencia, sus abusos, sus desprecios, gemidos y llantos. Durante el montaje, el espectador recorre junto con ellos su furia hasta convertirse también en amo y esclavo. “Muchos personajes fueron eliminados, me centré en una adaptación de lo que me interesaba del texto. La obra está llena de espacios energéticos en los que la sumisión no sólo es de Jacobo sino también del público, que tiene que sufrir esta violencia, que quiere correr pero están unas mujeres que se lo impiden. Quise llevar este estudio emotivo a quien observa”, indica Vera.

Ensayo sobre la sumisión cuenta con las actuaciones de Michelle Álvarez, Amanda Gómez, Cristóbal Mendoza, Amneris Ramírez, Ivamary Lozada, Ricardo Sánchez y Candice Wilcox, que también estuvo a cargo del vestuario. La música es interpretada por Juan Sebastián Blanco. “Algunos de los actores ya habían trabajado conmigo antes; a otros los conocía y los invité. No tienen pudor de mostrar lo privado al público, es un acto de develación y conlleva mucho riesgo. Fue una característica importante a la hora de convocarlos”.


Ensayo sobre la sumisión

Organización Nelson Garrido, avenida María Teresa Toro, residencias Carmencita, Los Rosales

Funciones: viernes, sábado y domingo, 6:30 pm

Entrada 50 bolívares