• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Disney da la vuelta a los cuentos de hadas con el musical "Into the Woods"

Walt Disney World / Archivo

Walt Disney World / Archivo

La película, presentada hoy en Nueva York, reúne a varios de los personajes infantiles más populares en todo el mundo -desde Cenicienta a Caperucita Roja-, pero los sitúa en un poco habitual contexto oscuro y, por momentos, trágico

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"Into the Woods", un clásico de Broadway sobre cuentos de hadas que no son tal, es la apuesta de Disney para reinventar el género estas Navidades de la mano de un reparto estelar encabezado por Meryl Streep.

La película, presentada hoy en Nueva York, reúne a varios de los personajes infantiles más populares en todo el mundo -desde Cenicienta a Caperucita Roja-, pero los sitúa en un poco habitual contexto oscuro y, por momentos, trágico.

"Habla de lo que pasa después del 'fueron felices para siempre', de que quizás lo que deseabas no es lo que realmente querías", explicó hoy el director, Rob Marshall, en una entrevista con Efe.

"No estaba seguro de que Disney fuera a aceptar la idea", admite Marshall, en referencia a lo lejos que se sitúa la historia de la tradición de la compañía, a pesar de contar con personajes de lo más clásico.

Sin embargo, Disney se mostró interesada en "expandir la definición de lo que un cuento de hadas moderno puede ser" y apostó fuerte por el proyecto.

Para Marshall, "Into the Woods" es "un cuento de hadas del siglo XXI, un cuento de hadas post 11S", a pesar de que la historia original se estrenó en Broadway en 1987 y de que el espíritu del guión apenas ha variado en la adaptación a la gran pantalla.

"De algún modo creo que se adelantó a su tiempo", explica el director, que tuvo en cartera el proyecto durante años, pero que no se decidió a hacerlo realidad hasta que en 2011 sufrió una suerte de revelación.

Marshall recuerda que estaba viendo en televisión un acto del presidente de EE.UU., Barack Obama, con familiares de las víctimas de los atentados del 11S y escuchó cómo les decía: "no están solos. Nadie está solo", un mensaje que se repite en una de las canciones clave de la película.

"Entonces me dije: 'es el momento de hacerla'", asegura el director, que subraya que en ningún momento se planteó suavizar la historia porque es justo esa oscuridad la que la hace "especial y única".

Marshall, responsable de uno de los musicales más exitosos de la historia como fue "Chicago", reúne en "Into the Woods" un espectacular elenco de intérpretes, desde veteranas como Streep y Tracey Ullman, a jóvenes talentos como Anna Kendrick y Chris Pine, pasando por estrellas consolidadas como Johnny Depp y Emily Blunt.

"Es simplemente una gran pieza de la historia del teatro estadounidense. Pensar que podíamos hacer una película con ella y que podría cantar esta música fue un absoluto privilegio", aseguró hoy Streep en una conferencia de prensa.

La actriz, ganadora de tres Oscar, explicó que tuvo que trabajar duro para recuperar la voz que tenía en su juventud y poder estar a la altura de una música tan compleja como la que compuso Stephen Sondheim para "Into the Woods".

"Sentíamos la responsabilidad de hacerlo lo mejor posible", aseguró Streep, que da vida a una bruja que busca dar la vuelta a un conjuro para recuperar así su belleza perdida, un personaje que, sin embargo, muestra también un lado de lo más humano.

"La gente hace cosas muy malas, a veces con buenas intenciones", explicó la actriz sobre la dimensión en la que se mueve el personaje sobre todo, en su papel de madre sobreprotectora.

Si la bruja se sale ligeramente de las convenciones, aún más lo hacen la dubitativa y rebelde Cenicienta que representa Anna Kendrick, el arrogante príncipe azul de Chris Pine o el teatral lobo feroz que interpreta Johnny Depp.

La revelación de la película, sin embargo, es el cómico británico James Corden, quien en su papel de panadero lleva el peso de la historia y que, según asegura, apenas puede creerse haber formado parte de una producción de tal calibre.

"Fue terrorífico. Después de cuatro días le dije a mi mujer que creía que me iban a despedir", bromeó hoy.