• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Detrás de la máscara del Comic Con

En el evento, que se celebra en el Urban Cuplé del CCCT, es imposible aburrirse. Además de participar en varias actividades, es posible tomarse una foto con un personaje de una serie de televisión o videojuego

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Caracas Comic Con reunirá hasta el 31 de julio a los fanáticos de cómics, películas, series de televisión y videojuegos para que disfruten de atracciones, juegos y concursos.

En el evento, que se celebra en el centro de convenciones Urban Cuplé del CCCT, destaca el ingenio de los visitantes.

Una de las prácticas más populares es el cosplay, una palabra compuesta de las palabras en inglés costume (disfraz) y play (en este contexto, el término se emplea como actuación o interpretación).

Los cosplayer son las personas que representan a un personaje. Una de ellas es David Bolívar, quien "era" un vaquero steampunk (género de ciencia ficción que utiliza máquinas accionadas por vapor) relacionado con la serie Dr. Who. Señaló que, a veces, es difícil hacer la distinción entre un cosplayer  y una persona disfrazada, pero que lo que los diferencia es la interpretación. “Hay gente que se mete mucho en el personaje, ese es un cosplayer de verdad”, manifestó.

Actualmente forma parte del stand y club de fans de Dr. Who que se instala cada año en estas convenciones. “Empecé viniendo a estos eventos por gusto y ahora estoy trayendo mercancía para vender. Podría venir sin traer mercancía, no tengo ningún problema. Me encanta el ambiente. Cuando vienes con traje la gente siempre quiere tomarse fotos contigo, a veces no da tiempo de ir al baño porque siempre quieren una foto”, declaró.

Afirmó que no ha tenido ninguna experiencia negativa. “Hago amigos por montones. Aquí vives muchas más experiencias positivas que negativas. Te vas feliz y contento, queriendo que hubieran 20.000 Comic Con al año. Personalmente, no he pasado por ninguna experiencia negativa. Más que todo,  he escuchado roces entre una tienda y otra, pero más nada”, destacó.

Bolívar especificó que no solo existen cosplayers, sino también propmakers, que son quienes hacen la utilería. 

La compañera de stand de Bolìvar, Camila Sánchez, habló sobre los comsakers, aquellos que se dedican a hacer los disfraces. 

Todo por la atención 

Valeria Santiago, quien hacía cosplay de Harley Queen en Batman: el asalto de Arkham, también disfruta de la atención recibida al ir disfrazada. “Quedé enamorada en el momento en el que me di cuenta que a la gente le gusta tu trabajo, le gustan los personajes a los que tú te aferras”, declaró.

Junto a Santiago, estaba su amiga María Arias, quien vestía e interpretaba al personaje principal de la serie de Disney, Star vs. Las fuerzas del mal, Star Butterfly.  “Lo que me inspira a hacer cosplay es la sonrisa, porque mi personaje es de una serie de niños. La sonrisa de los niños es la que te crea esa ilusión. Me parece muy hermoso”, declaró.

Johan Guzmán interpretaba al Joker Hawaiano de The Killing Joke, pero estilizado con un toque personal al pretender estar en una luna de miel con su esposa Harley.

Expresó la emoción de recibir preguntas del público con respecto a su personaje o que le pidan tomarse fotos con él. “Te sientes como un famoso”, dijo Guzmán. 

Nuevos juegos

No todos los asistentes al Comic Con van para disfrazarse y tomarse fotos. Otros, como Joshua Requena, asisten para formar parte de la comunidad de juegos que tiene la convención. “Vengo porque me fascinan los juegos de mesa, también los videojuegos. Vengo a participar en un torneo de Super Smash Bros.”, declaró.

Indicó que asociaciones de juegos de mesa como Calabozo Criollo crean atracciones y las llevan al Comic Con para que los asistentes puedan disfrutarlas, como es el caso de Juego de magos, que tardó 6 años para ser creada y  “se trata de cuatro magos que se pelean entre ellos para invocar hechizos”, según Requena.

Otra de las curiosidades que brinda la Comic Con es el stand de Escape Zombie, una actividad que se basa en  la búsqueda de objetos en un laberinto con duelos de cartas, enmarcados en el universo de Star Trek en honor al decimoquinto aniversario del Club de Fans de Star Trek en Venezuela, como lo explica Víctor Vera, uno de los trabajadores del stand.

“Aquí simulamos que el laberinto en el que todo sucede es una nave que llega a un planeta que está infectado por un virus que sembraron los Borghs para convertir a las personas en zombies y controlarlos para acceder a la raza superior y acabar con los humanos”, dijo.

“El juego se lleva a cabo mediante duelos de cartas entre los participantes dependiendo del bando que escojan: zombies, borghs y humanos. La idea es quitarle las cartas al equipo contrario”, continuó Vera

Añadió que la intención es ganar puntos mediante la recolección de cartas, además de de objetos dispuestos a través del laberinto. El equipo con la mayor cantidad de puntos gana un cómic.

La comunidad

Si bien en estas convenciones convergen una variada cantidad de gustos, todos los asistentes encuentran un punto en común: la inclusión.

La comunidad que tiende a asistir al Comic Con tiene una visión sumamente positiva de sí misma a partir del buen ambiente que se vive cada año en el salón de convenciones del CCCT, como afirman los asistentes y cosplayers que participaron en el evento.

“El ambiente es genial, desde que vengo me enganchó”, declaró Johan Guzmán. Joshua Requena, por su parte, disfruta de “la euforia, el ambiente, todo es amistoso”. Por otro lado, María Arias resalta el nivel de respeto que existe en la comunidad “porque se cree en la igualdad”.

“Este mundo es un poco pequeño, pero cada día se va expandiendo. Me gusta mucho que las cosas sean más conocidas y que la gente no tenga  como un tabú si juegas videojuegos o te disfrazas como un personaje. Es normal”, declaró Valeria Santiago.

Luis David García, quien representaba a Veigar, un personaje del videojuego League of Legends, resaltó también lo colaboradores que son los integrantes de la comunidad. “El público  es muy amable, incluso te ayudan a vestirte”, señaló sobre el momento en que un cosplayer se pone su disfraz.

Los encargados de los stands de venta consideran que se trata de una comunidad sana. Es el caso de Antonio Rosales, que se encarga de manejar un stand de venta de videojuegos. “Son gente bastante chévere y con quienes se puede convivir. Se puede venir disfrazado o no y no te criticarán por eso”, expresó.

“La gente es súper divertida e ingeniosa, todos le ponen bastante corazón, es un ambiente bastante cálido y alegre”, dijo Joker, quien trabaja en un stand de figuras retro.

Los contrastes

Lo más resaltante es el contraste que los propios asistentes pueden apreciar entre su comunidad y el resto de la sociedad, que tiende a estigmatizar eventos como el Comic Con y a la comunidad que los frecuenta.

Cosplayers como María Arias atribuyen estos prejuicios a la falta de conocimiento que tienen las personas con respecto a estos eventos. “Dicen 'esos son un poco de raros'. Es lo primero que ven, pero cuando conoces a esa persona te das cuenta de que es como tú y yo, solo tiene gustos diferentes”, manifestó.

“En esta comunidad existe un buen nivel de respeto porque se cree en la igualdad, y aunque haya algunos que no les guste, a nosotros nos encanta y nos sentimos bien con nosotros mismos”, agregó. 

Valeria Santiago coincide con Arias en cuanto a que la predisposición de los demás se basa en la ignorancia. “No nos conocen. Yo conozco a varios cosplayers y cada uno tiene su historia. Pienso que es cuestión de respetar a la gente”, declaró.

Otro que comparte este argumento es Johan Guzmán.  “Quienes critican a los que asistimos al Comic Con no conocen este estilo de vida”, aseveró.

Agregó que cualquier persona que haya leído un cómic se va a sentir cómodo. 

Joker, por otro lado, instó a que quienes critican a esta comunidad asistan a este tipo de eventos, para que sepan cómo es el ambiente y se atrevan a experimentar otro punto de vista.

“Vengan a liberarse, a divertirse y a pasarla bien. No hay nada como la sensación de ponerse un traje y ser un personaje u otra persona durante un día, y ver el mundo desde otro enfoque a través de ese traje que usas. Te ayuda a ver mejor las cosas”, declaró el encargado del stand.

Tomás Fernández, quien asistió  al torneo de Super Smash Bros, también tuvo unas palabras para quienes tienden a pensar mal de aquellos que tienen estos gustos. “Yo no creo que las personas que asisten a estos eventos sean menos, cada persona tiene derecho a elegir qué hacer. Todo el mundo es libre de hacer lo que quiera”, sentenció.