• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Despolitizar la gestión aún es tarea pendiente en las salas nacionales

Museo de Arte Contemporáneo | ALEXANDRA BLANCO

Museo de Arte Contemporáneo | ALEXANDRA BLANCO

Los artistas, críticos e investigadores aseguran que hay que mejorar las publicaciones y la programación expositiva

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El concepto de pinacoteca moderna surgió con la creación del Museo de Louvre, en 1793, y desde entonces no ha pasado de moda. Estas instituciones, pensadas originalmente para conservar y mostrar objetos, se han renovado y siguen presentes en las agendas de estudiantes, investigadores, turistas y amantes del arte y de la historia. Hoy celebran su Día Mundial y en diversas naciones la efeméride no sólo sirve para realizar programaciones especiales, sino también para revisar su papel. Atraer a nuevos públicos, mejorar la gerencia y los presupuestos, despolitizar su gestión, refrescar las colecciones y realizar publicaciones siguen siendo los retos más urgentes de los museos venezolanos, aseguran artistas, críticos e investigadores.

Caracas cuenta con una veintena de museos dedicados a distintas áreas del saber. La mayoría de ellos está adscrito a algún ente estatal y se da el lujo de abrir los viernes en la noche. Otros, como el Museo de Arte Colonial Quinta de Anauco y el Bárbaro Rivas de Petare, reciben apoyo de diversas fuentes.

También hay iniciativas enteramente privadas como el Museo de Arte Afroamericano, que abrió sus puertas hace dos años en San Bernardino. Entre ellas, las que más reciben atención y a la vez son más criticadas son las instituciones dedicadas al arte, la historia y la ciencia que están adscritas al Sistema Nacional de Museos.

Cuando a Luis Enrique Pérez-Oramas, curador de la trigésima Bienal de Sao Paulo y conservador de Arte de Latinoamérica del Museo de Arte Moderno de Nueva York, le preguntan qué le falta a los 12 museos adscritos al Ministerio de la Cultura para estar a la par de las salas estatales del resto de la región, responde que el problema va más allá de revisar los presupuestos y los estilos de gerencia. “Sobre todo les falta un ejercicio de realidad, de desmontarse de las fantasías ideológicas y prejuicios políticos. Hay que reconocer que el museo es un operador de ciudadanía y no debe ser instrumentalizado como mecanismo de propaganda”.

En ello coincide el crítico e investigador Roldán Esteva-Grillet, quien asegura que aunque no se puede meter a todos los museos en un mismo saco se debe revisar el perfil de quienes gerencian las salas, así como las partidas presupuestarias. “A pesar de que ha habido nombramientos positivos, algunos directivos ocupan esos cargos por un criterio de mera militancia política y no porque estén realmente comprometidos con el perfil de las instituciones que dirigen. No basta que les guste el arte o tengan un título, tienen que tener carrera, hacerlo bien. La mayor parte está ocupando un cargo burocrático, hay custodios de sala que son totalmente indiferentes y dan poca información al público”.

Esteva-Grillet dice que esa falta de compromiso con el arte se refleja en la manera en que son presentadas algunas exposiciones. Ello afecta en especial a las salas del interior del país, que apuestan casi exclusivamente por las muestras itinerantes, que en lugar de favorecer un diálogo entre regiones terminan convirtiéndose en una salida fácil para rellenar espacios. “Un ejemplo es el Museo de Valencia, que en vez de centrarse en promover el arte carabobeño acepta lo más cómodo: paquetes de exposiciones elaborados en la Galería de Arte Nacional o en otros entes, para cubrir huecos”.

A juicio del crítico, el museo más activo es el Alejandro Otero. Ve como una señal positiva que el MAC y la GAN hagan lo que califica como tímidos intentos de exhibir obras que no pertenecen a su colección. “El problema es que lo hacen con limitaciones y poco criterio de selección. Por ejemplo: antes una primera individual en el Museo de Arte Contemporáneo era inconcebible, pero ahora se llevan a cabo”.

Grandes colecciones. El mayor punto a favor que tienen los museos venezolanos son sus obras. En las bóvedas de la Galería de Arte Nacional y del Museo de Arte Contemporáneo se atesoran más de 9 millones de piezas de arte colonial y republicano y de grandes artistas de la modernidad tanto venezolanos como extranjeros. “Visitar estos dos museos siempre es una experiencia muy positiva, porque muestran una colección muy sólida”, indica la escultora Sydia Reyes.

Para la creadora, la necesidad más urgente que tienen los museos es la de actualizar sus colecciones y promover más exposiciones temporales. “Los museos están para traer a artistas contemporáneos, hacer descubrimientos. Eso creo que está estancado. No hay la misma dinámica que en los años ochenta y noventa”.

En ello difiere el artista Jhonny Fung, quien se desempeña como investigador en el Museo Alejandro Otero, una institución con una colección modesta, pero cuyas muestras son de gran calidad, a juicio de los críticos. “Considero que los museos viven un reimpulso. Hay nuevas opciones, cambios positivos en nuestras instituciones, que se están replanteando temas y retomando con nuevos enfoques sus tareas y el patrimonio que poseen. En el caso del MAO existe una vinculación con las comunidades que profundizamos con actividades paralelas, que buscan acercar a nuevos públicos”.

Fung asegura que el fin es acercar a quienes habitan en los alrededores de La Rinconada a la experiencia estética y conceptual que propone el museo. “Pienso que lo fundamental es atraer público. También creo que falta por mejorar la parte de las publicaciones y catálogos y dar impulso a las investigaciones más allá del hecho expositivo. Necesitamos crear memoria impresa y contar con materiales de consulta”.


Programación especial

El Día Internacional de los Museos será celebrado en los 12 entes adscritos al Ministerio de la Cultura a partir de las 10:00 am. La Galería de Arte Nacional ofrecerá un taller de dibujo y una intervención urbana, entre otras actividades. El Museo de Arte Contemporáneo efectuará una venta especial de libros de arte y actividades lúdicas; y el de Ciencias invita a sus visitantes a armar un Collage Lunar junto con los guías de sala, a partir de las 2:00 pm. El Museo Alejandro Otero inaugurará la muestra itinerante Torre solar. El Museo de la Estampa y el Diseño Carlos Cruz-Diez realizará un Tweet Up y en el Arturo Michelena se llevará a cabo el taller Rengifo, Michelena y Reverón en Plastilina, a cargo de Plastilinarte, a las 2:00 pm.