• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Daniel Day-Lewis dona importantes manuscritos de su padre a la Universidad de Oxford

Daniel Day-Lewis / REUTERS

Daniel Day-Lewis / REUTERS

El actor británico cedió a la institución educacional algunos documentos del destacado poeta y novelista Cecil Day-Lewis

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La universidad de Oxford recibió una importante donación cultural esta semana, pues el actor Daniel Day-Lewis donó varios manuscritos de su padre, el poeta Cecil Day-Lewis, quie es considerado uno de los autores angloirlandeses más relevantes del siglo XX.

La colección cedida a la biblioteca Bodleian -la mayor universitaria del mundo- presenta, en un total de 54 cajas, cartas del escritor a su segunda mujer, la actriz Jill Bacon; guiones de radio y televisión; material audiovisual y manuscritos de sus obras, entre otros.

Con estos documentos, la universidad espera introducirse en la obra del poeta y los aspectos de su vida personal desde un ángulo más íntimo, como a través de la correspondencia que Day-Lewis mantuvo con los también escritores Kingsley Amis y Robert Graves, y con la actriz Peggy Ashcroft.

El protagonista de "En el nombre del padre" y "pandillas de Nueva York" , declaró que tanto su hermana Tamasin como él están "encantados" de que los manuscritos permanezcan en Oxford, pues le habría "agradado" a su padre, que desarrolló gran parte de su carrera en esa prestigiosa institución.

Tras estudiar en Oxford, Cecil Day-Lewis obtuvo el puesto de profesor de poesía en 1951, un trabajo que combinó con la creación de su obra poética y narrativa, entre la que figuran las novelas de misterio publicadas bajo el pseudónimo de "Nicholas Blake".

"Si los documentos hubieran acabado fuera del país nos habría entristecido como familia. Las generaciones futuras tendrán ahora un acceso fácil a estos archivos para investigarlos o simplemente ver como un poeta trabajaba", explicaron los hijos del autor en un comunicado.

En esta colección destaca la correspondencia que el escritor mantuvo con su segunda mujer, la actriz Jill Bacon, que realizó numerosas lecturas públicas de los poemas de su esposo, incluso tras su muerte.