• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Daniel Craig: No quiero ser James Bond

El actor Daniel Craig / AP

El actor Daniel Craig / AP

El actor es el agente 007 sólo para la pantalla porque, afirma, en nada se parece al espía que cumple 50 años en las marquesinas y lo celebra con Skyfall

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Daniel Craig vuelve a ponerse en la piel de James Bond. Al actor inglés que debutó en la saga con Casino Royal (2006) le quedan, por contrato, dos películas más con licencia para matar. No ve prudente, le parecería hasta vergonzoso, una reunión de todos aquellos que han dado vida al agente 007.

--¿Conoce al resto de los actores que han interpretado a James Bond? --Sólo conozco a Roger Moore y Pierce Brosnan.

--¿Piensan reunirse alguna vez todos en un mismo lugar? --No sé por qué lo haríamos.

--¿Para celebrar el 50 aniversario, por ejemplo? --Sería un poco vergonzoso (risas).

--¿Por qué? --No creo que pueda llegar a pasar algo así, somos muy diferentes. Ni siquiera pienso que alguno de nosotros tenga ese deseo. Considero que sería un poco incómodo y vergonzoso.

--¿Ni siquiera para un juego privado de poker? --No. Yo no soy James Bond (risas). Es otra persona, yo no soy él.

--¿Recuerda la primera vez que escuchó hablar sobre James Bond? --Supongo que siempre supe de James Bond, así lo siento.

Hace demasiado tiempo que existe. Y me acuerdo de haberlo visto en cine cuando tenía 5 o 6 años de edad.

--¿Eso fue en la época que empezó con la actuación? --¿Que yo comencé a actuar cuando tenía 6 años? --Eso es lo que figura en sitios de Internet como Wikipedia o la base de datos de cine IMDB.

--No. Yo no era actor en esa época. Son todas mentiras, como la mayoría de lo que publican en Internet. Empecé a actuar a los 21 años de edad.

Terminé con las clases de arte dramático y pasé directo a una película de Warner, después hice algo de televisión en Inglaterra y teatro. Siempre trabajé como actor y así fue como pude mantener la misma cuenta de banco (risas). Lo hago desde que tengo memoria. Claro que al principio fue un poco difícil, pero con el tiempo pude empezar a vivir de la actuación. Y por lo visto, funcionó bastante bien.

--¿Qué es lo que más le gusta del estilo de vida de Bond? --De verdad, no soy y no tengo ningún deseo de ser como James Bond. No necesito nada de su estilo de vida.

--¿De verdad no le gusta nada? --Me gustan los autos, las cosas que les gustan a todos, pero no quiero ser James Bond.

--¿Y por qué cree que a las mujeres les gusta tanto el agente 007? --No sé. Será que es peligroso, algo tan simple como eso.

--¿Lo imagina casado, con una familia, como usted? --No, porque él es un espía y toda mujer que él pueda llegar a querer, acaba muerta --¿De la misma forma que trató de convencer a Javier Bardem para esta película del agente 007, trataría de convencer a su esposa (Rachel Weisz) para que fuera una de las nuevas Chicas Bond? --No, ella ya tiene bastante con verme todos los días (risas).

Tampoco creo que aceptaría.

--¿Quién es el más fanático admirador de Bond en su familia? --Todos lo odian (risas). A todos les gusta y mucho. En mi familia son fanáticos de la saga, pero también están muy orgullosos de lo que hago, por eso son felices de ver que trabajo en lo que amo, más allá de Bond.

--¿Y qué tan contento estuvo usted con el director Sam Mendes tomando en cuenta que los dos vienen del teatro? --En teatro hay un proceso muy claro de colaboración en el que cada uno se involucra bastante. Sam los incluye a todos en el proceso. Trabaja muy bien con los actores, no trata de esconder nada ni de hacer las cosas más difíciles.

--El sitio de Internet Ask.com designó a James Bond como la persona más influyente, por encima de gente tan importante como el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

¿Qué piensa al respecto? --Bueno, espero que Obama consiga un poco más de influencias (risas). Supongo que es agradable, será que estamos en medio del estreno de la película y yo estoy por todos lados.

Pero debería agradecérsele a Sony, porque su departamento de publicidad es bastante bueno.

--¿Y cómo cree que un personaje así pueda atraer a la juventud: Bond nunca navega por Internet y ni siquiera tiene un iPad? --Podremos verlo en la película. Pienso que él simplemente siente que tiene que estar en primera fila y la idea de luchar desde una computadora va en contra de su forma de pensar. Y es lo que también me encanta del nuevo personaje Q, porque él es el experto en computadoras y se nota el contraste entre los dos. Creo que los seguiremos viendo juntos en otras cintas.

--¿Siente que en Skyfall James Bond está un poco viejo para el trabajo de espía? --Creo que sí, especialmente al principio del filme, cuando le disparan. Pero también pienso que al final logra recuperarse.

Me gusta cuando a alguien le proponen que renuncie. Pero no puede. Tiene que seguir con su trabajo. Todavía puede hacer una película más.

--¿En su caso le preocupa la edad? --Bueno, me preocupa la edad tanto como a cualquiera. En cierto momento le das demasiada importancia, hasta que te das cuenta de que no se puede hacer nada. Hay que disfrutar la vida.

--¿Y le gustó la idea de mostrar las raíces de James Bond? --No fue algo consciente, pero el hecho de haber pasado 50 años desde la primera película se siente bien. Pero también me gusta cómo vuelve a la casa de su familia y la destruye. Él había quedado huérfano muy joven, el amor por sus padres es algo del pasado. Está satisfecho con su vida.