• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Daniel Craig: Seré Bond mientras me quede el traje

Daniel Craig interpretando a James Bond / AP

Daniel Craig interpretando a James Bond / AP

Previo al estreno de la película número 23 de la saga del agente 007, Skyfall, el actor y el director Sam Mendes hablan sobre los nuevos desafíos y sorpresas de la cinta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Trabajaron por primera vez 11 años atrás, en el rodaje de Camino a la perdición. Eran circunstancias muy diferentes: Sam Mendes, recién salido de su ópera prima Belleza americana, debía enfrentar las altas expectativas en torno a su segunda película, y Daniel Craig, pese a llevar casi una década frente a las cámaras, apenas comenzaba a formarse un nombre en Hollywood.

Una década después, Craig es una de las máximas estrellas del cine y la más reciente encarnación de James Bond. Mendes mantiene su prestigio intacto y ahora aborda la primera superproducción de su carrera, con la película número 23 de la saga del agente 007, Skyfall, que llegará a las salas de cine de Costa Rica el 1.° de noviembre.

“Confieso que yo era uno de los que pensaba que Daniel no era adecuado para interpretar a Bond”, dice el cineasta, sentado junto a la estrella, en videoconferencia desde Londres.

“De hecho, antes de que se estrenara Casino Royale un periodista me lo preguntó y yo salí en todos lados diciendo: ‘No estoy seguro, probablemente no se lo recomendaría’. Sin embargo, también fui uno de los que se dio cuenta de que estábamos totalmente equivocados. La verdad fue muy emocionante verlo madurar como persona y como actor, y verlo salir airoso de todo ese difícil período de mala publicidad que debió enfrentar. Por suerte, seguimos siendo amigos”, dijo Mendes.

En todo caso, claramente, Craig parece haber olvidado aquella época en que Mendes dudó de él: “Fue un total placer hacer esta película con Sam, porque mucho de lo que amo del cine tiene que ver con él y nuestro trabajo anterior. Además, esta es una película donde debo concentrarme en tantas cosas que es genial cuando hay un director que me permite olvidarme del resto y hacer mi trabajo. Así que muchas gracias, Sam”.

Mendes, ante el gesto, ríe, pero también agrega: “De verdad, espero que esta película esté a la altura de la presencia de Daniel en ella. Por suerte, creo que ambos hicimos algo de lo que nos podemos sentir orgullosos y que también se instale como una película, no solo como una película de Bond, que también es algo que me enorgullece”.

Trama. En Skyfall, MI6 pierde la pista de Bond luego de que una operación en Estambul termina en desastre. Además, todas las identidades de los agentes son filtradas en Internet, lo que pone a M (Judi Dench) en una situación difícil. Bond, en todo caso, reaparecerá para encargarse de la situación, haciendo descubrimientos sorpresa.

Mendes afirma: “Uno de los aspectos más interesantes de James Bond es que, pese a los márgenes del mito en el que debes moverte, igual son muchas las direcciones en las que puedes llevar al personaje y la historia. Aunque esta película no está directamente basada en una novela de Ian Fleming, se puede sentir ese espíritu intacto, incluso cincuenta años después de la primera película”.

En su tercera vez interpretando al agente, Daniel es más escueto en sus intervenciones. Sin duda, el extenuante rodaje le ha pasado la cuenta, pero ese cansancio desaparece a la hora de hablar del personaje: “La experiencia ha excedido todas mis expectativas. Como todos saben, lograr hacer esta película fue toda una lucha, pero queríamos hacer la mejor película de Bond que pudiéramos. Hay mucho que celebrar este año, mucha tradición que seguir y honrar”.

Craig se refiere a las dificultades que tuvo la película para poder filmarse, luego de que el proyecto fuera suspendido en 2010 debido a los problemas económicos de su estudio, MGM.

La película, en todo caso, volvió a tener luz verde en enero de 2011. Al respecto, Mendes cuenta: “Sin duda, toda la situación con MGM fue frustrante y desafortunada, pero también nos dio tiempo para trabajar más en el guion, sin la presión de una fecha de rodaje”.

Sobre el trabajo en el filme, actor y director contaron su experiencia.

¿Cuáles son esos márgenes en los que se puede mover el personaje y cuánta libertad les permite al enfrentar una nueva película?

Sam Mendes: En esta saga, hay ciertas reglas que tienes que dar por sentadas y con las que debes trabajar en el guion. Una de las principales es la noción de que Bond es, fundamentalmente, un lobo solitario. Él no puede trabajar con otro hombre y, en lo que respecta a las mujeres, aparte de M, su figura de autoridad, las otras son solo para pasar la noche. El otro aspecto interesante es que es un personaje que opera en niveles muy reales de emoción, así que hemos intentado mantener ese estilo, pero también elementos más contemporáneos que deberán descubrir cuando vean la película.

Las locaciones exóticas son un sello de la saga. ¿Cuán fácil o difícil fue hallarlas para esta película?

Mendes: Uno de los mayores placeres de este trabajo fue viajar por el mundo a lugares que nunca había visitado. Anduvimos en India, Sudáfrica, pero, al final, elegimos dos lugares muy diferentes y significativos, Estambul y Shanghái, locaciones magníficas. También uno tiene que estar consciente de las locaciones icónicas que ya han sido utilizadas, así que había lugares a los que no podíamos volver.

La palabra cool suele ser utilizada a menudo para describir a James Bond. ¿Es fácil ser cool en pantalla o es un truco de la cámara?

Daniel Craig: Son muchas cosas. La clave aquí es que lo que yo hago luzca fácil. Y la verdad es que trabajo en eso, pero también hay mucha gente a mi alrededor que me apoya y que me ayuda a lograrlo.

Mendes: Debo agregar que una de las razones por las que estaba tan emocionado de dirigir esta película es porque siento que Daniel le devolvió energía y realidad al personaje. Y soy testigo de todo el esfuerzo que él pone en lograr que todo luzca fácil..

¿Y cuánto tiempo más se ve interpretando al personaje?

Craig: Supongo que mientras me quede el traje. Por supuesto que me gustaría, dada la oportunidad.

Por lo pronto, la oportunidad ya se la dieron. Recientemente, los productores confirmaron a Craig en otras dos películas de Bond.