• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Dani Martín  en singular

Dani Martín también es actor / Archivo

Dani Martín también es actor / Archivo

El ex vocalista de El Canto del Loco regresa a Venezuela para ofrecer su primer concierto como solista en el país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En numerología, el 5 es la cifra del cambio constante y Dani Martín confía en ello, por eso lleva el número tatuado en el antebrazo. El exvocalista de El Canto del Loco tiene un ritual antes de viajar y de salir al escenario: se da 125 besos sobre el grabado en su piel. Esa será parte de la rutina que hará antes de montarse en el avión que lo traerá a Venezuela, donde el 13 de noviembre ofrecerá un único concierto en Caracas. 

Desde el momento en que Venezuela apareció en el GPS de su gira por Latinoamérica, el cantante se mostró dispuesto a venir el país a pesar de la crisis política y económica que ha mermado la presentación de artistas internacionales durante 2014.

“Es un país que anteriormente me ha recibido con un cariño enorme. ¿Cómo no querer visitarlo? Me encantaría que el planeta fuera generoso con un país que cuenta con tanta riqueza cultural. Yo les demuestro mi gratitud llevando mi música con toda mi banda”, dice Martín.

El concierto que se realizará en el Teatro Santa Rosa de Lima durará más de dos horas e incluirá temas de su primer disco en solitario, Pequeño (2010), Dani Martín (2013) y Mi Teatro (2014), su nueva producción que viene acompañada de un DVD que recoge las imágenes de dos conciertos que ofreció en Madrid a principios de año. En los recitales interpretó “Por las venas” junto con Joaquín Sabina, “Señora” con Joan Manuel Serrat, “Qué bonita la vida” acompañado de Alejandro Sanz, “Lo noto” junto con Hombres G, y “Peter Pan” con Leiva. “Me encanta asociarme con otros artistas de manera natural, cuando todo fluye y sin compromisos”, cuenta el cantante que compartió tarima con Caramelos de Cianuro en su anterior visita al país. 

Martín también cantará temas que interpretó como vocalista de El Canto del Loco, agrupación que en 2009 hizo un paréntesis para que sus integrantes emprendieran proyectos en solitario. “Trabajar en grupo es maravilloso, de hecho lo sigo haciendo con otras personas. Hay que salir de la zona de confort, probar nuevas maneras y nuevos modos. Nunca tuvimos problemas de choque de ego. Solo quisimos descansar esa propuesta, evolucionar y crecer”, afirma el cantante, que no guarda rencor por quien fuese el manager de la banda, conocido como Tibu, que fue condenado a dos años de prisión por apropiarse de 260.000 euros que correspondían al grupo.

Martín comulga con el escenario, sin importar el formato. El también actor ha trabajado en películas como Sirenas, de Fernando León de Aranoa; Sin vergüenza, de Joaquín Oristrell; y en Los abrazos rotos, de Pedro Almodóvar. “Cuando cantas, actúas. Creo en los artistas integrales. Cuando interpreto mis canciones me gusta sentirlas, porque las compuse, igual que un actor cuando estudia su personaje”. Sin embargo, Martín se queda con la música. “Es mi vehículo para contar lo que siento, sacar mi verdad”.

Como a muchos artistas internacionales, a Dani Martín le recomendaron visitar Los Roques. Aclara que no lo ha hecho por falta de tiempo, pero quizá el año que viene, cuando regresará con una gira por el interior del país, tome un avión al archipiélago.