• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Luis Olavarrieta: “Me quité el protagonismo para dárselo a otros"

Luis Olavarrieta | Henry Delgado

Luis Olavarrieta | Henry Delgado

El comunicador social afirma que definitivamente dejó atrás el papel de insolente que desempeñó en Ají Picante porque se cansó de los conflictos que creaba para generar rating. Asegura que en su nuevo programa, en el que también participa como productor, su mayor reto es dejar hablar al entrevistado 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La tarde que Luis Chataing informó vía Instagram que el invitado de su programa de televisión sería Luis Olavarrieta, la foto se minó de más de una centena de comentarios que iban literalmente del odio al amor por el animador del recién estrenado Detrás de las Cámaras. Hubo quienes dijeron que esa noche se acostarían temprano pues no valía la pena verlo, que era atorrante y que su pedantería traspasaba la pantalla. Otros salieron en su defensa y destacaron principalmente un único punto: su profesionalismo.

Olavarrieta ganó la fama de fanfarrón durante los años que estuvo en Ají Picante. Pero ahora lejos de ese rol, más reposado y maduro, dice que dejó atrás los conflictos que generaba en el desaparecido programa para darle paso a su nuevo show, en el que los actores y actrices pueden hablar del tema en el que estuvieron involucrados sin que se les diera la oportunidad de dar su versión. Además de la conducción es, en buena medida, el responsable de la producción del espacio. Dice que tiene formación para ello: RCTV y la Nueva York Film Academy le sirvieron de escuela.

—¿Ser compañero de trabajo de sus entrevistados ayuda a lograr sus confesiones?

—No hay duda de que mi vínculo con ellos ayuda. He entrevistado a gente de mucha confianza, pero les he advertido que no por conocer sus cosas las voy a utilizar para incomodarlos. Me he dado cuenta de que así la conversación fluye más que presionándolos. Dejo que ellos cuenten lo que quieran, mis preguntas tienen un enfoque, pero son muy abiertas. No voy a forzar ninguna respuesta.

—¿No será incisivo porque son sus compañeros de trabajo? ¿Cree que es una garantía de que vuelvan al programa?

—De alguna manera. No es mi trabajo ser incisivo y aun así he tenido grandes relatos, todos me han hecho una cruda revelación de sus vidas.

—¿Por qué decidió no salir en cámara?

—Porque quería que no me dijeran más que soy esto o aquello. Quiero demostrar otra cosa. Mis jefes son mis asesores y me celebran que me quité el protagonismo para dárselo a otros. Ahora yo no interrumpo una pregunta, a diferencia de cuando estaba en Ají Picante, que no dejaba hablar a nadie porque buscaba la manera de lograr que mis entrevistados se molestaran. Era otro el trabajo. Aquí es todo lo contrario. Para mí es tremendo ejercicio.

—¿Cerró definitivamente el ciclo de Ají Picante?

—Sí. Cuando me ofrecieron hacer El Avispero me negué. No iba a salir a la calle a buscar conflictos; si lo hacía era para resolver los míos. Me cansé de los conflictos para generar rating, ahora estoy haciendo un programa en el que el artista puede hablar de manera franca y directa, sin miedo a nada. La gente está deseosa de hablar.

—Usted también ha estado involucrado en escándalos. ¿Ser el ancla le libera de la posibilidad de que sean abordados?

—No, estoy dispuesto a tocarlos. Me lo han pedido en Twitter, quieren saber de mí. Yo voy a hablar sobre un caso que viví y que salió a la opinión pública, en el que fui involucrado y también otros compañeros. Voy a mostrar cómo nos sentimos, porque nadie sabe lo que se siente cuando se nos viola la vida íntima. La gente no lo perdona, pero se nos vuelve un infierno la cabeza.

Detrás de las Cámaras aborda la farándula desde un formato distinto. ¿Lo que hay en la televisión actual sobre ese tema está desgastado?

—Sí, totalmente. Podrán tener buenos puntos de share, pero vivimos una televisión de mentira. Tenemos un retraso grandísimo con respecto a lo que se hace en el mundo. Este programa es un paso para que nuestra televisión vaya cambiando, conociendo nuevos formatos.


Detrás de las Cámaras

Televen

Miércoles, 7:00 pm