• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Cyndi Lauper resucitó con un premio Tony

Cyndi Lauper | Reuters

Cyndi Lauper | Reuters

La actriz encabezó el elenco de Kinky Boots, la pieza que se llevó seis galardones, el mayor número de la 67 edición

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No hubo sorpresas ni grandes perdedores en la 67 edición de los premios Tony, donde el canto tolerante de Kinky Boots, compuesto por Cyndi Lauper, sólo sonó un poco más fuerte, con seis galardones, que Matilda y Pippin, con cuatro, y ¿Quién teme a Virginia Woolf? y The Nance, con tres.

“Todos queremos ser aceptados tal como somos y sobre esto va nuestro musical”, decían desde el escenario del Radio City Music Hall los integrantes del equipo de Kinky Boots, el musical que retomó la historia de una película británica independiente y arrasó en los teatros de Broadway gracias a la mano de Harvey Fierstein, que ya había ganado antes cuatro premios Tony.

La ceremonia marcó la resurrección artística de la cantante pop Cyndi Lauper, que también recibió su premio a la Mejor Composición, y apoyada en la también galardonada interpretación de Billy Porter.

Kinky Boots partió como favorita con 13 nominaciones y no perdió tal condición; se llevó además los premios a Mejor Musical, Mejor Coreografía, Mejor Diseño de Sonido y Mejor Trabajo de Orquestación.

Lauper, interpretó el tema “True Colors” para recordar a los fallecidos del año. La cantante subió emocionada al escenario y dijo: “Gracias a Broadway por darme esta generosa bienvenida (...) No negaré que no había preparado este discurso varias veces en la ducha.

Los premios Tony arrancaron con una declaración de intenciones en el espléndido número musical de Neil Patrick Harris, protagonista de la serie de televisión How I met your mother. El actor fue maestro de ceremonias por cuarta vez.

La adaptación británica de Matilda, importada de la Royal Shakespeare Company –y que ya había arrasado en los premios Olivier– se llevó el premio al Mejor Libreto, el de Mejor Actor de Reparto para Gabriel Ebert, el de Mejor Diseño de Iluminación y Mejor Diseño Escénico.

La reinvención del circo de Pippin, que nació con coreografías de Bob Fosse, también alcanzó el cuarteto de galardones, entre ellos el de Mejor Actriz para Patina Millar, el de Mejor Secundaria para Andrea Martin y el de Mejor Dirección para Diane Paulus.

Los dos premios de dirección fueron para dos mujeres, puesto que en la categoría de obra no musical ganó Pam MacKinnen por su revisión de ¿Quién teme a Virigina Woolf? de Edward Albee, y demostró así el esfuerzo de dirección que requieren lo que en Broadway llaman revivals. Esta obra, de hecho, se convirtió en la ganadora moral de la noche, al acumular tres premios importantísimos: además del de MacKinnen se llevó el de Mejor Reposición Dramática y el de Mejor Actor, para Tracy Letts, que así ganaba su segundo Tony tras el que recibió como dramaturgo por Agosto.

Lucky Guy, de la fallecida Nora Ephron y con la superestrella Tom Hanks, se desinfló en esta ceremonia, donde consiguió premios para el Mejor Secundario, para Courtney B. Vance, y un premio técnico. La favorita de la crítica, The Assembled Parties, se conformaba con el premio a la Mejor Actriz Secundaria, para Judith Light.