• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Cultura Profética dice que el rastafari es homofóbico y machista

Cultura Profética / EFE

Cultura Profética / EFE

"En aquel momento teníamos una corista en el grupo y nos cuestionaban por qué le dábamos igualdad en el trato a nuestra compañera", dijo el guitarrista de la banda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En una visita a Uruguay, el grupo boricua Cultura Profética, explicó que el descontento hacia la realidad política de la Isla y su amor por el reggae como ritmo musical fueron los motivos fundamentales que impulsaron la creación del grupo.

El guitarrista Eliut González explicó a El País que, aunque tanto él como sus compañeros (Willy Rodríguez, Omar Silva y Boris Bilbraut) tenían experiencia previa en los escenarios, fundar Cultura Profética significó "como un despertar".

"Estábamos molestos con la situación política de Puerto Rico que desde hace tantos años se encuentra bajo el poder impuesto por Estados Unidos, porque no tenemos ningún mérito sobre las decisiones que se toman. Es frustrante. No nos permiten el libre comercio, todo tiene que ser a través de ellos y eso nos limita e incrementa los precios. Hablando de estos temas nos dimos cuenta que podíamos hacer música que nos relajara y que llevara un mensaje a las personas", dijo González.

La banda no quiso reproducir en su estilo únicamente los ritmos caribeños y encontró en el reggae en español el camino, en un momento en que solo escuchaban a Bob Marley, a quien llegaron a hacerle un sonado tributo. Sin embargo no adhiere a la religión rastafari. El primer disco de Cultura Profética, Canción de alerta, fue grabado en Jamaica, en el lugar donde hoy funciona un museo dedicado al mítico creador de One Love.

Pero allí, más allá de la atmósfera idílica que experimentaron ante el sueño cumplido, los músicos vieron muy de cerca otros aspectos que no les resultaron tan amables.

"Ahí nos dimos cuenta que el reggae es también una religión -el rastafari- y tiene dogmas que nos chocaron bastante porque son muy machistas y homofóbicos, por mencionar algunas cosas. En aquel momento teníamos una corista en el grupo y nos cuestionaban por qué le dábamos igualdad en el trato a nuestra compañera. Abrimos entonces los ojos porque como puertorriqueños y latinos tenemos una realidad muy diferente y aunque abracemos al reggae nos vamos en ese sentido por una línea propia. Absorbemos lo que nos gusta y los mensajes que Marley difundía en sus canciones, pero definitivamente no cultivamos el rastafari", explicó el guitarrista.

Cultura Profética fue a grabar a Jaimaica porque en Puerto Rico no conseguía que su música sonara como pretendía. "Acá se trabaja más la salsa y la música tropical y los ingenieros no nos entendían, así que tuvimos la suerte de contactarnos con quien trabajó muchos años con Marley".

El último disco del grupo propone un giro en el discurso, que se caracteriza por abordar temas políticos y sociales, además de la defensa al consumo de marihuana y su despenalización. Por momentos hablan de la importancia de una buena alimentación y hasta del uso de fuentes energéticas que sean renovables. En La dulzura, los boricuas se entregan al romance. "Nos dimos cuenta que estábamos dejando afuera de las letras cosas lindas que experimentábamos en nuestras vidas, iniciándonos como padres de familia y esposos. También expresamos el amor hacia la isla y la esperanza de un mejor mañana para nuestra gente. Digamos que nos pusimos más poéticos", agregó González.

Seis discos y un tributo a Marley

Cultura Profética tiene 17 años de carrera y siete discos publicados: Canción de alerta, Ideas nuevas, Cultura en vivo, Diario, M.O.T.A, Tribute to the legend Bob Marley y La dulzura.

La gira que incluye a Montevideo se denomina Viva la cultura. La formación completa que subirá a escena tendrá a Willy Rodríguez en voz y bajo, Boris Bilbraut en batería y voz, Eliut González en guitarra, Omar Silva en guitarra y bajo, Juanqui Sulsona en piano y sintetizador, Daniel Ramírez en teclados, Ilang Ilang Gutiérrez en voz, Kianí Medina en voz, Arturo Vergés en trombón, Eduardo Cosme en trompeta y Milton Barreto en saxo. En 2007 grabaron el tributo a Marley en vivo en el Anfiteatro Tito Puente de Puerto Rico y es el baterista Bilbraut quien interpreta ese repertorio.