• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El Cuarteto celebró aniversario como testigo de su legado

Con un concierto festejaron 36 años de carrera | Foto Raúl Romero

Con un concierto festejaron 36 años de carrera | Foto Raúl Romero

Entre los invitados estuvieron agrupaciones como C4 Trío y Los Sinvergüenzas, cuyos integrantes consideran al conjunto una inspiración

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La lluvia no fue invitada, por eso le jugó una mala pasada a los que sí. El aguacero congestionó la ciudad, pero la gente llegó para la celebración de los 36 años de El Cuarteto.

Los homenajeados interpretaron sus temas junto con Los Sinvergüenzas y C4 Trío. La velada comenzó con “Serenata” de Manuel Enrique Pérez Díaz. Siguieron “La negra cachumba” de Pablo Camacaro y “El loco Juan Carabina” de Aquiles Nazoa y Simón Díaz. La primera ovación ocurrió con por “Tonada de luna llena”, en la que el cuatro de Raúl Delgado Estévez se convirtió en una alfombra roja para que pasara sin problemas la flauta de José Antonio Naranjo, cuyos sonidos evocaban la voz del autor de la pieza que anoche sonó en el Teatro de Chacao.

A medida que se escuchaban los primeros temas, paulatinamente se iban sumando a la escena los otros músicos. Mientras aún chocaban las palmas de los presentes por la versión del tema del Tío Simón, se incorporaron Jorge Glem de C4 Trío y Héctor Molina, esta vez del lado de Los Sinvergüenzas, su otra agrupación, para tocar “Zumba que zumba”. A partir de ese momento El Cuarteto quedó flanqueado por ambos conjuntos. Cuando solo sonaban las notas que tocaban Molina y Glem, acompañados por el contrabajo de Telésforo Naranjo, el resto de los cumpleañeros miraban de un lado a otro, testigos de un legado.

Betsayda Machado fue otras de las invitadas. Primero cantó “Mi caballito”, también de Díaz, y “Déjame” de Conny Méndez, un bolero en el que solo estuvo acompañada del guitarrista Miguel Delgado Estévez, una advertencia de lo que quieren hacer juntos el próximo año en un disco.

El Cuarteto no acaparó. También dejó, mientras ellos observaban desde el centro de la tarima, que los invitados tocaran temas propios. Claro, ambos grupos también están de aniversario. C4 Trío celebra una década y Los Sinvergüenzas tocan valses en sus 15 años de trayectoria.

“Esta agrupación surgió cuando muchos de nosotros no habíamos nacido. Sin ellos no existirían ni C4 Trío ni Los Sinvergüenzas. Por eso pido un gran aplauso para ellos”, dijo el mandolinista Edwin Arellano.

Los conciertos de El Cuarteto suelen ser amenos por los chistes de sus integrantes. “Uno de los propósitos al comienzo era divulgar la música de autores pocos conocidos o en vías de extinción, como nosotros”, dijo Miguel Delgado Estévez antes de presentar “¿Quieres contar mis estrellas?”, tema que, según contó, compuso cuando era muy niño. No terminó la idea cuando su hermano, Raúl, lo interrumpió: “Sí, eras Mamadeus Delgado Estévez”. Carcajadas.

La presentación llegó a su final con canciones como “Pueblos tristes” de Otilio Galíndez y “Viajera del río” de Manuel Yánez. Cerraron con las diferencias sobre “Guárdame las vacas”, composición española que en Venezuela derivó en lo que se conoce como polo oriental. Hoy habrá otro concierto.