• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Críticos aseguran que Better Call Saul será una de las mejores series del año

La serie es protagonizada por Bob Odenkirk

La serie es protagonizada por Bob Odenkirk

El spin off de Breaking Bad se estrenó la semana pasada en Estados Unidos. Creada por Vince Gilligan y Peter Gould, cuenta la historia del abogado Saul Goodman antes de conocer a Walter White. Debutó con récord de audiencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las expectativas se cumplieron. Con apenas dos capítulos, Better Call Saul, el spin off de Breaking Bad, fue recibido con el beneplácito de la crítica y millones de televidentes en sus primeros episodios.

La serie narra la historia de Jimmy McGill y de cómo se convirtió en el corrupto abogado criminal –con énfasis en criminal– Saul Goodman, antes ser el defensor de Walter White. El personaje es interpretado por Bob Odenkirk, quien estuvo a cargo del mismo papel en la exitosa historia del profesor de química devenido en narcotraficante.

Better Call Saul tuvo un mejor comienzo que la misma Breaking Bad: consiguió la mayor audiencia para un estreno en TV por cable en la historia de la televisión. Acumuló 4,4 millones de espectadores de entre 18 y 49 años de edad, la franja más apetecida por los anunciantes. El total se ubicó en 6,9 millones de televidentes. Con estos resultados el nuevo seriado desplazó a Deadwood, que fue visto por 3,7 millones de personas en 2004.

Incluso superó a su serie madre, que en su debut solo alcanzó 1,4 millones de televidentes, aunque terminaría con una audiencia de más de 10 millones.

Un factor que contribuyó a mejorar su rendimiento fueron los furibundos fanáticos de Breaking Bad, quienes no dejarían pasar por alto este estreno. Sin embargo, Better Call Saul tiene otro punto a su favor y es que es de los mismos creadores de la serie original: Peter Gould y Vince Gilligan, quien escribió y dirigió el primer episodio.

La serie también alcanzó otro logro tras la emisión de sus primeros 120 minutos: alabanzas de la crítica especializada.

Para la revista Esquire, el show superó a su predecesora: “Los primeros capítulos son mejores que Breaking Bad. Más inteligentes y afilados. Nunca se ha visto una precuela llevada de una manera tan inteligente”.

Entretanto, el diario uruguayo El País destaca la continuidad del carácter de la producción. “Así como mantiene el estilo narrativo, vibrante y con historias entrelazadas de Breaking Bad, también sobrevive la misma estética, porque si bien hay personajes, tiempos y perspectivas diferentes, seguimos en el mismo universo y en manos de los mismos realizadores”.

En Tvdotcom.com, página especializada en televisión, no dudaron en describirla como una de las mejores series del año: “No solo estoy convencido de que Better Call Saul es una serie viable, sino que desde ya es candidata para convertirse en uno de los mejores programas de 2015”, escribió el crítico Tim Surette.

En Estados Unidos el programa es transmitido por AMC, cadena que también lo produce. Y aunque el canal tiene una señal para América Latina, Better Call Saul no tiene fecha de llegada a la región a través de la televisión por suscripción, pero se puede ver a través de Netflix, que estrenará un episodio semanal.

6,9 millones de televidentes vieron el estreno de Better Call Saul, la mayor audiencia para una serie nueva en la televisión por cable de Estados Unidos