• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Críticas sobre la imagen desde la fotografía y la pintura

Pietro Daprano se sumerge en sus Narrativas transversales, fotografías que cuestionan el discurso de poder | Foto Manuel Sardá

Pietro Daprano se sumerge en sus Narrativas transversales, fotografías que cuestionan el discurso de poder | Foto Manuel Sardá

Pietro Daprano y José Vivenes presentan sus individuales en la galería Beatriz Gil de Las Mercedes desde el domingo a las 11:00 am

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al entrar, las obras de Pietro Daprano y José Vivenes se manifiestan distantes tanto en contenido como en técnicas plásticas. El vínculo, quizás, está sujeto a la premisa que trabajan ambos artistas: el cuestionamiento de la imagen.

La fotografía y la pintura tendrán su espacio de encuentro en la galería Beatriz Gil de Las Mercedes desde el próximo domingo, cuando se inaugurarán dos muestras individuales que intentan reflexionar sobre el presente. Un diálogo que se presenta en las paredes de las dos salas, donde coinciden los Relatos transversales. Prefacios y epílogos de Daprano y Cuerpos oblicuos. Anversos y reversos de Vivenes.

Sala 1. Tenía diez años sin protagonizar una exposición. Necesitaba un tiempo para desarrollar sus líneas de investigación, que siguen atadas a temas como la hegemonía del poder, identidad y manifestaciones artísticas desde la obviedad.

“El cuerpo de trabajo fotográfico de Daprano es muy amplio. Hicimos una selección que reúne varias series en las que cuestiona los hitos actuales de la contemporaneidad. Va deconstruyendo el espectro sociocultural mediante el manejo de objetos, personajes, puestas en escena”, indica Lorena González, curadora de las dos individuales.

Las piezas de su Dismorfobia. Ensayo sobre la obediencia VR (versión reversa) se encuentran distribuidas en el lado izquierdo de la primera sala de la galería. Se trata del producto final de un trabajo que llevó seis meses, en el que retrató un grupo de personas desnudas, de espalda, que gritaron durante varias sesiones consignas políticas con las que no estaban de acuerdo. Sesiones performáticas que terminaron en marcas físicas.

“Fue un esfuerzo de producción tremendo. Mantener el objeto artístico y llevarlo al límite solo con consignas políticas. Determiné que los discursos políticos de ahora están alterando nuestra personalidad y las emociones”, afirma el artista.

Del lado izquierdo de la sala se encuentran sus Representations, una serie en la que fotografía a modelos desnudos que sostienen imágenes cotizadas de varios artistas. Su crítica al mercado del arte que impone modelos de consumo.

“Planteo una revisión del discurso de legitimidad de las obras de maestros del arte moderno y contemporáneo. Una reflexión sobre las estrategias de poder consolidadas en la estructura de compra-venta del arte. Planteo el cuerpo como telón inocente. ¿Quiénes son los que están detrás de las piezas?, ¿cuáles son los poderes que representan?”, se pregunta Daprano.

Sala 2. Imágenes que se han convertido en retratos emblemáticos de la sociedad son reinterpretados a través del pincel de José Vivenes en sus Cuerpos oblicuos.

“La intención es comunicar que la pintura tiene su espacio de pertenencia en este mundo. Han tratado de matarla. No entiendo por qué han tratado de segregarla, de dejarla huérfana”, dice el artista. Se refiere al desplazamiento que existe en Venezuela del elemento pictórico, que ha sido remplazado por otras manifestaciones artísticas, relacionadas a la inmediatez y a los nuevos códigos de masificación del arte.

Vivenes regresa a la pintura desde el retrato. Toma fotografías de Steve Mc Curry, Luis Brito o Nelson Garrido, y las reproduce en óleos. También  reinterpreta obras de Da Vinci, Géricault, Michelena, Caravaggio.

“Sin duda, el artista celebra la pintura a partir de la pintura y con la finalidad de subrayar la pintura. En el fondo lo que hace es afirmar, sin decir, que la pintura nunca muere porque siempre encuentra la opción de vivir de otra manera. Y la manera que encuentra resulta revitalizadora”, indica Víctor Guédez en el catálogo que acompaña la muestra.