• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Crisol Carabal: No quiero desligarme de mi país

Crisol Carabal | Foto: Cortesía Venevisión

Crisol Carabal | Foto: Cortesía Venevisión

Residenciada en Tenerife, la intérprete asegura que está dispuesta a viajar al lugar donde le hagan propuestas de trabajo. Esta semana colaboró con su esposo, el mago Sandro, en la producción de un show en España

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Crisol Carabal regresó a Venezuela porque tenía una oportunidad laboral en la telenovela de Venevisión Mi ex me tiene ganas. Tiene dos años residenciada en Tenerife, España, pero dice que ella va a donde la llamen, pues tanto ella como su esposo, el mago Sandro, han entendido que debe ser así: “Los artistas tienen que trasladarse a donde los soliciten”.
La actriz tomó la decisión de irse del país después de haber sido víctima de un hecho violento, en el que fue despojada de su carro. Coincidió con su embarazo, por lo que buscó condiciones de vida que la ayudarán a tranquilizarse. Aunque perdió el bebé, prefirió estar fuera de Venezuela.
Regresó este año porque fue llamada para integrar el elenco de Mi ex me tiene ganas, telenovela en la que interpreta a Amanda Atenas, una de las villanas, que en los próximos días sorprenderá a la audiencia que sigue la historia. Por estos días también ha trabajado con su esposo en la producción de un show internacional de magia que presentan en Tenerife.

—¿Por qué escogió España como destino, sobre todo en este momento de crisis económica?
—Escogimos España porque mi esposo tiene familia italiana y por eso tiene pasaporte europeo. Era lo más fácil para nosotros cuando decidimos hacerlo. También porque es un país en el que se habla español. Coincidió con mi embarazo, con que quería estar más tranquila y después con la enfermedad de mi suegra, que sufría de cáncer y se había ido a Italia; entonces se nos hacía fácil viajar para allá constantemente. Sabemos que los españoles atraviesan una crisis económica importante, pero aunque a nosotros nos está yendo bien no descartamos ir a otro lugar. Siempre tenemos la posibilidad de movernos. Pero yo no quiero desligarme de mi país, porque allá está mi familia, amigos y adoro trabajar en Venezuela.

—¿No ha podido trabajar en España?
—No, porque acá en Tenerife no hacen telenovelas. Tampoco he podido trabajar en radio, que era otra de las cosas que quería hacer, porque debido a la crisis han cerrado muchas emisoras. Pero lo compenso con un estilo de vida más tranquilo que el que tenía en Venezuela. Esto es una isla, es otra cosa y sobre todo tenemos más seguridad.

—Es una de las villanas de Mi ex me tiene ganas. ¿Reza para ser uno de “los brujos” o para que no la maten?
—Este personaje me agrada mucho, aunque antes no veía bien a las villanas. Como la mala de la historia uno puede tener una dualidad muy grande, porque son personajes muy solos, sufridos y me encantan… La novela tiene mucho suspenso y no sólo el público, sino también los actores. Estamos con mucha expectativa de qué es lo que va a pasar. Todo parece indicar que yo soy uno de los brujos, pero nunca se sabe. Uno reza por las dos cosas: para ser uno de los brujos y también para que no lo maten.

—¿Hay posibilidades de que presente en Venezuela el monólogo Adictos que interpretó en Tenerife?
—Yo quiero presentarlo el año que viene. Acá lo hice con la gente de Proyecto de Hombre, que se encarga de la prevención de las drogas. Está dirigido a los estudiantes de colegios, porque la droga es un asunto al que están expuestos en cualquier parte del mundo. Es un problema que hay que atacar a tiempo, sobre todo en la adolescencia, que es una edad muy complicada. En este monólogo no planteamos la posibilidad de recuperarse luego de que consumes; lo que decimos es que después de que lo haces una vez, te vuelves adicto, quieres más y más, luego pruebas drogas más duras, hasta que mueres. Mostramos un final irremediable, muy crudo, para llamar la atención.

Mi ex me tiene ganas
Venevisión
Lunes a sábado, 9:00 pm