• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Creo que hay que indagar en los problemas del país y del mundo”

"Me da pena por las nuevas generaciones, porque hacer un cuadro ahora cuesta un dineral", afirma Luis Salazar | Foto: Cortesía Carmen Araujo Arte

"Me da pena por las nuevas generaciones, porque hacer un cuadro ahora cuesta un dineral", afirma Luis Salazar | Foto: Cortesía Carmen Araujo Arte

La propuesta incluye pinturas en diversos formatos y soportes con los que el artista retrata, con humor e ironía, la crisis nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luis Salazar volvió a la pintura en plena época de calima. Se apartó, por un momento, de las instalaciones y el abstraccionismo geométrico para adentrarse de nuevo en el paisaje. Pero el que la ciudad le ofrecía era uno gris, desolado y lleno de alergias respiratorias. Él de todas formas lo pintó; necesitaba ese contacto directo con la figuración y, en mayor medida, con la realidad.

“Los artistas no podemos taparnos los ojos. Creo que hay que indagar en los temas climáticos, en los problemas del país y del mundo”, asegura por teléfono. Las marchas y protestas en Caracas impidieron un encuentro en persona con quien expone desde mañana en la galería Carmen Araujo Arte, en la Hacienda La Trinidad Parque Cultural, su individual Un paisaje en tiempo de sequía.

Los cuadros de mediano y gran formato, algunos bastidores con lienzo y otras piezas en fieltro y organza, son collages en los que Salazar mezcla pintura con viejas fotografías familiares y logotipos de la marca Louis Vuitton. Le interesa hablar de tres ángulos del paisaje: el psicológico, el social y el ideal.

“Cuando toqué el tema de la realidad estuve pensando en cataclismos, en el mundo después de que se acabara todo, cuando no hay vegetación. Lo hice como reflejo de la situación social y económica de Venezuela. El logo lo tomé como ejemplo de lo que no hay: es un símbolo de poder que dice mucho. Trabajo como dos polos: lo que no debería ser y lo que es, la contraposición de situaciones”, dice.

Salazar agrega que esta búsqueda de lecturas le interesa hacerla desde un punto de vista de humor e ironía: “El trabajo es fresco y divertido. Considero que los artistas tenemos que ser siempre la esperanza. Dar un mensaje de optimismo dentro de todo lo que esté pasando. Y esa ha sido mi forma de decir las cosas, para tener un respiro”.

Pero la sequía de estos paisajes no está relacionada únicamente con el clima, la escasez de alimentos o los conflictos político-sociales de la sociedad. El creador también habla de crisis cultural e institucional: “No hay harina pan, pero tampoco se consiguen las pinturas. No es fácil hacer una exposición. Esto de los materiales se ha vuelto un tema difícil en el país, además del hecho de que están muy caros. Por ejemplo, desde noviembre del año pasado no llega el color blanco. Yo siempre trato de adaptarme y trabajo mucho con reciclaje, mezclo soportes y elementos para crear con lo que se puede. Pero me da pena por las nuevas generaciones, porque hacer un cuadro ahorita cuesta un dineral”.   

Un paisaje en tiempo de sequía
Carmen Araujo Arte, Hacienda 
La Trinidad Parque Cultural, Sorocaima
Inauguración: domingo, 11:30 am
Entrada libre