• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Conspiraciones y nerds conquistaron la pantalla

La televisión por suscripción ofreció un año de producciones de alta calidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Relacionadas

The Big Bang Theory mantuvo su liderato en comedia, género en el que también destacaron las neoyorquinas de Girls. En drama, la tensión política de Homeland destronó a Mad Men del primer lugar

 

1.- Locos por Sheldon

Aunque el elenco de The Big Bang Theory no ha sido privilegiado por los críticos en las ceremonias de premios estadounidenses –que usualmente han preferido a Modern Family–, los científicos Sheldon, Howard, Leonard y Rajesh tienen al público de todo el mundo rendido a sus pies.

Los televidentes valoran las historias del show ricas en guiños a la cultura pop y los superhéroes. Uno de los principales atractivos del programa es el personaje de Sheldon, interpretado por Jim Parsons, a quienes los seguidores aman por su personalidad obsesivo-compulsiva.

Pero no sólo los chicos llaman la atención de los fanáticos, también las mujeres se han ganado un espacio dentro del programa creado por Chuck Lorre. Penny ha conquistado desde la primera temporada como la vecina que trabaja como mesonera en The Cheesecake Factory y que poco a poco se gana el cariño del grupo de nerds. A ella se unieron después Bernadette, pareja de Howard, y Amy Farrah, como la novia de Sheldon.

El productor de televisión Vladimir Pérez, responsable de Portada’s de Venevisión, dice que es su serie favorita porque los guiones son impecables: “Puedo ver cada capítulo mil veces, los escritores le tienen el hilo tomado”.

En su sexta temporada, recién estrenada en Estados Unidos, el seriado promete más diversión. Por lo pronto, está nominada como Mejor Comedia o Musical en los premios Globo de Oro 2013 y también cuenta con una postulación en la categoría de Mejor Actor para Jim Parsons. Quizá es la oportunidad de desbancar a otro show favorito de los estadounidenses: Modern Family.

2.- Conspiración y espionaje

Homeland es la serie del momento, incluso el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reveló que era su favorita. El thriller que se centra en un oficial del Ejército dado por muerto, que es liberado y repatriado tras 8 años de cautiverio en manos de Al Qaeda, triunfó en los Emmy por encima de uno de los shows consentidos de la crítica: Mad Men. Claire Danes como una agente de la CIA que es bipolar y Damien Lewis como el sargento rescatado brindan momentos estelares.

3.- Familias poco convencionales

Las curvas y el marcado acento latino de Sofía Vergara son parte del éxito de Modern Family, un show que durante 3 años seguidos ha triunfado en los Emmy. La colombiana ha sido nominada como Mejor Actriz de Reparto por su papel, pero el galardón se lo ha llevado su compañera Julie Bowen, que da vida a la ama de casa Claire, cuyo padre está casado con Gloria y tiene un hermano gay.

4.- La lucha por el trono

En un mundo fantástico, creado por George R. R. Martin, transcurre la historia de Juego de Tronos, la serie de HBO en la que varias familias nobles luchan por el control del Trono de Hierro de Poniente. Con una tercera temporada confirmada para marzo, el show se ha ganado los aplausos del público gracias a la calidad de las interpretaciones y la producción.

5.- Mujeres al poder

Aunque al principio quisieron compararla con Sexo en la ciudad, lo único que tiene en común Girls con esa serie es que se basa en la vida de cuatro chicas en Nueva York: Hannah Horvath, Michaels Marnie, Jessa Johansson y Shoshanna Shapiro. Lejos del glamour, el programa cuenta todos los problemas que tienen que afrontar para lograr sus sueños.

6.- Adictos a romper las leyes

Breaking Bad se ha convertido en una serie de culto a lo largo de sus cinco temporadas. La transformación que ha sufrido el protagonista Walter White (interpretado por Bryan Cranston), que de ser un profesor de Química en un colegio se convirtió en un traficante de droga; aunado con la ruptura de los valores, ha dejado sin palabras a la audiencia que sigue cada capítulo.

7.- Sobrevivientes de los cambios

Pocos pensaban que la serie Two and a Half Men sobreviviría a la salida de Charlie Sheen. Aunque al principio le costó acoplarse, Ashton Kutcher logró encajar como Walden. Lo cierto es que no sólo se grabó la novena temporada, sino que van por la décima y se espera otra entrega. Sheen regresó con Anger Management, en la que interpreta a un terapeuta.

8.- El dominio de los zombies

Nada pareciera detener el éxito de The Walking Dead, ni la marcha del productor ejecutivo del seriado Glen Mazzara, que no participará en la cuarta temporada. La historia de los zombies, o muertos vivientes como los llaman en el show, sigue despertando pasiones porque ninguno de los protagonistas pareciera estar a salvo. La muerte de Shane, por ejemplo, sorprendió a todos.

9.- El universo paralelo de los cuentos

Los cuentos de hada nunca dejarán de encantar, ni siquiera a los adultos que disfrutan ahora de Once Upon a Time. Para el productor de Venevisión Vladimir Pérez el éxito de a serie se debe a que los escritores han sabido darle la vuelta a las historias de princesas y brujas al conjugarlos entre los universos alternos de los libros y el pueblo de Storybrooke, Maine.

10.- Los publicistas se mantienen

A pesar de que Mad Men perdió este año su reinado en los Emmy, la serie sigue siendo uno de los mejores shows de televisión por cable. Los críticos de la revista People consideraron que la saga de Don Draper sumó puntos a partir del ingreso de su nueva y bella esposa francesa Megan, que le ha hecho darse cuenta del paso del tiempo.

11.- Humor amarillo

Como un buen vino, la serie animada de Los Simpson mejora con el paso de los años. Su creador Matt Groening ha descubierto la fuente de la vida para Homero, Marge, Lisa, Bart y Maggie, que se mantienen como favoritos en su vigésima cuarta temporada. Aunque en el pasado tuvo algunos bajones de audiencia, en 2012 el show recobró el humor negro que lo caracteriza.

12.- Terror condensado en capítulos

American Horror Story trajo a la pantalla chica momentos llenos de terror con una primera temporada centrada en una casa embrujada y la segunda en una institución mental. Cada entrega tiene un elenco distinto, pero Jessica Lange ha estado en ambas. Primero como una vecina y luego como una monja. Su actuación ha sido reconocida con un Globo de Oro y un Emmy.