• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Consalvi y Montejo recibieron un bello homenaje musical entre las risas de los niños

Concierto de Los Hermanos Naturales en honor a Consalvi / Francesca Commissari

Concierto de Los Hermanos Naturales en honor a Consalvi / Francesca Commissari

Bartolomé Díaz y Andrés Barrios versionaron en música los poemas infantiles del Chamario de Eugenio Montejo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El sábado en la tarde la Hacienda de La Trinidad quedó marcada por los acordes y las risas de Cantando entre líneas, un homenaje musical al poeta Eugenio Montejo y al diplomático Simón Alberto Consalvi, recientemente fallecido.

Bartolomé Díaz y Andrés Barrios ­uno de Los Hermanos Naturales­ fueron los encargados de amenizar la actividad que cautivó a niños y grandes con las canciones de su disco Chamario, versiones del poemario infantil que Montejo, usando el heterónimo Eduardo Polo, publicó en el año 2003.

La presentación invitaba a la risa y recordaba el buen humor de Consalvi, a la vez que exaltaba la agudeza con el lenguaje de los poemas de Montejo.

Inicialmente, Cantando entre líneas estaba pautado para hace dos semanas, el 9 de marzo, con la finalidad de hacerle un homenaje a Eugenio Montejo, pues el próximo mes de junio se cumple un lustro de su fallecimiento. Además de Aymara y Emilio Montejo, la viuda y el hijo del poeta, estaba como invitado especial Consalvi, debido a la estrecha relación que había entre el diplomático y el poeta. También estaba invitado el poeta Rafael Cadenas, que no pudo asistir por problemas de salud.

"Cuando alguien como Consalvi desaparece deja un hueco imposible de cubrir. Fue el gran canciller de la historia moderna venezolana y a él le debemos mucho. Fue un gran promotor cultural y un mecenas como los de antaño, de esos que conocían íntimamente el arte que promovían, consideraban la gestión cultural labor del Estado e impulsaba el arte hasta sus últimas consecuencias", dijo Díaz al recordar que fue Consalvi quien le dio la oportunidad a Montejo de ejercer la diplomacia en Portugal y lo comprometió a que invirtiera el tiempo libre de sus obligaciones oficiales en escribir.

El Taller de los Juglares es una agrupación formada en 1995 con el objetivo de estudiar y producir música venezolana para niños.

Díaz y Barrios son especialistas en la interpretación histórica de música, así como profesores de música con tradición en el país. Sus versiones de los poemas para niños escritos por Eugenio Montejo pueden encontrarse en librerías y tiendas de discos. Chamario incluye 14 poemas musicalizados por Barrios y armonizados por Díaz, que también toca la guitarra sintetizada y lleva la dirección.

Los músicos presentaron el álbum el año pasado, durante la temporada navideña.