• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Comprador restaurará mansión de Liberace

"Para mí no es mucho dinero", dijo Ravenhill, quien tiene casas por todo el mundo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El empresario británico que compró la mansión de Liberace de 1.393 metros cuadrados (15.000 pies cuadrados) en Las Vegas por medio millón de dólares dijo el viernes que planea trabajar incansablemente para restaurarla hasta devolverle su gloria.

Martyn Ravenhill dijo a The Associated Press desde su casa en Guilford, Inglaterra, que ha sido un gran admirador de Liberace toda su vida así como un amante de Las Vegas.

"Cuando vives en Inglaterra y llueve todos los días, un lugar como Las Vegas parece mágico", dijo Ravenhill. "Un poco como la tierra de Santa Claus".

Ravenhill relató que estaba viendo videos de Liberace en YouTube cuando el sitio le sugirió un video sobre la mansión que estaba a punto de ser retirada a sus antiguos dueños por el incumplimiento de su hipoteca.

"Me impresionó mucho ver esos videos sobre el triste estado en el que se encontraba la mansión de Liberace", dijo Ravenhill, quien llamó al agente de bienes raíces Brad Wolfe y supo que la propiedad estaba siendo rentada. Finalmente logró un acuerdo y viajó para ver la mansión. Tras 10 en la propiedad, que describe como "encantadora", decidió comprarla.

La vivienda de dos habitaciones y 10 baños se construyó en 1962 y se ubica en un terreno de 2.000 metros cuadrados (medio acre) en un viejo barrio cerca de la Universidad de Nevada, en Las Vegas. Las casas aledañas se venden por entre 80.000 y 150.000 dólares, lo que afectó el valor de la casa, dijo Wolfe, quien representó a Ravenhill en la transacción.

"La haré habitable y después comenzaré a hacer magia en ella, será un gran proyecto. Estoy totalmente abierto a voluntarios", dijo Ravenhill, quien agregó que no está seguro de si podrá abrir sus puertas al público.

Ravenhill dijo estar sorprendido por la atención internacional que ha generado la compra. La mansión se vendió por 29.000 dólares menos del precio que se pedía y costó unos 3 millones menos que hace siete años.

"Para mí no es mucho dinero", dijo Ravenhill, quien tiene casas por todo el mundo.

Liberace, cuyas extravagancias eran legendarias, era el artista mejor pagado del mundo en la cima de su carrera entre la década de 1950s y 1970s. Ravenhill dijo que la propiedad es una pieza de la historia estadounidense que debe ser protegida.