• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

“Competimos con películas que tienen mucha maquinaria”

<i> La Distancia más larga </i>

La Distancia más larga / El Nacional

La cineasta comenzará una campaña de promoción de su filme, que disputa el galardón con cintas como la argentina Relatos salvajes de Szifron

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos amuletos tenía Claudia Pinto cuando se sentó frente a la computadora a ver la rueda de prensa en la que se anunciaron los nominados al Goya. Uno es un cuarzo que le regalaron el año pasado durante una proyección del largometraje en la Gran Sabana. El otro es un trozo de madera tallada en forma de tepuyes con una mujer que camina hacia ellos, imagen que identifica su primer filme. Al parecer, ambos le dieron su suerte.Su ópera prima La distancia más larga es una de las candidatas a Mejor Película Iberoamericana.

“En mi casa tengo decenas de esas figuras que repartiré al equipo”, dice por teléfono la realizadora, que se preparaba para continuar la celebración pues al mediodía festejó la noticia con su pareja. En la noche esperaba a varios amigos para tomar champaña.

El año pasado la estatuilla se la llevó Miguel Ferrari por su primer largometraje Azul y no tan rosa, estrenado en diciembre de 2012. Fue el primer venezolano en ganar la efigie.

“No será fácil. A diferencia de un festival en el que un jurado intenta ser imparcial, en el Goya votan todas esas personas vinculadas al cine, incluso aquellos relacionados con las cintas que están nominadas”.

La distancia más larga compite con la cubana Conducta de Ernesto Daranas, la uruguaya Kaplan de Álvaro Brechner y la argentina Relatos salvajes de Damián Szifron. Al igual que la de Pinto, estas dos últimas son coproducciones con España, donde actualmente están en cartelera.  

En el caso de Relatos salvajes hay que tomar en cuenta además que tiene entre sus responsables a El Deseo, la productora de Pedro y Agustín Almodóvar.

La ceremonia será el 7 de febrero. Hasta entonces, Pinto y el equipo se dedicarán a la promoción. “Competimos con películas que tienen mucha maquinaria detrás. Haremos que la vean la mayor cantidad de miembros de la Academia”, señala la directora desde su casa en Valencia (España) sobre su ópera prima, que cuenta en el elenco con la catalana Carme Elías, que ganó en 2009 el Goya a la Mejor Actriz por Camino.

Sin embargo, la cineasta no se intimida. Sabe que La distancia más larga tiene razones para ser tomada en cuenta: “Es una ópera prima. También es dirigida por una mujer. Algo que acá en España no es frecuente ni en el resto del cine europeo”.

Tal vez haya predisposición a elegir como ganadora a otra cinta venezolana. A la directora se lo han dicho. “Es complicado saber si eso influirá”.

El crítico de cine Luis Bond no piensa que se descarte la historia por esa razón. Considera que un factor determinante es la participación del programa de Ibermedia en La distancia más larga, que en Venezuela sumó aproximadamente 180.300 espectadores.

“Ese apoyo facilita el lobby. Pesa más que la compañía de Almodóvar. Más allá del premio, lo que acaba de ocurrir es positivo a la industria. Le estamos diciendo a Europa que es positivo trabajar con Venezuela”, afirma en referencia al mecanismo de coproducción creado en 1996.

Por novena vez una película venezolana es nominada al galardón, que entrega la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de España. La primera ocasión fue en 1987 con Pequeña revancha de Olegario Barrera. Le siguieron Aventurera de Pablo de la Barra (1990), Jericó de Luis Alberto Lamata (1992), Disparen a matar de Carlos Azpúrua (1993), Golpes a mi puerta de Alejandro Saderman (1994), Sicario de José Ramón Novoa (1996), Amanecer de golpe de Carlos Azpúrua (1999) y Azul y no tan rosa, el año pasado.




hsanchez@el-nacional.com