• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Comiquitas cómplices de padres e hijos

La tecnología ha permitido que las producciones clásicas se mantengan, algunas en sus versiones originales y otras alternativas

La tecnología ha permitido que las producciones clásicas se mantengan, algunas en sus versiones originales y otras alternativas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La televisión no es una niñera malvada. Algunos padres han encontrado en ella una aliada para que sus hijos conozcan a los ídolos de su infancia, personajes que los acompañaron todas las tardes al terminar la tarea. El Chavo del 8, La Pantera Rosa y Mazinger Z son algunos de esos viejos amigos a los que las nuevas generaciones les dedican su tiempo. 

Además de la nostalgia del público adulto, la tecnología ha permitido que las producciones clásicas se mantengan, algunas en sus versiones originales y otras alternativas, en las que se remasteriza la imagen o se le cambia todo el formato. 

"Desde Transformers y Los pitufos hasta Mi pequeño pony y Pokémon, los padres están dejando a sus hijos algunos de los clásicos como un legado", señala Erik Barmack, vicepresidente de Contenido Global Independiente de Netflix, a propósito de un estudio que indica que 85% de los progenitores ha mostrado o piensa mostrarle a sus niños los programas de televisión con los que creció, pues lo hacen sentir joven de nuevo (75%) y sirven para inculcar valores (76%). 

De acuerdo con la plataforma de televisión por Internet, Los ositos cariñositos es una de las caricaturas que las madres disfrutaron más en su infancia y que ahora procuran compartir con sus hijos, como lo hace la periodista Shirley Varnagy con Noah, de 4 años de edad. "Se divierte tanto como lo hacía yo, al igual que con Los pitufos. Sin embargo, procuro que la televisión no sea su única distracción. A veces la ve mientras yo estoy cerca ocupándome de otras cosas y yo termino tarareando la canciones de Disney Junior porque se me graban en el inconsciente". 

La simpleza de los personajes, que pueden ser mudos y unicolores, es lo que hace atractivas estas producciones para Viviana Gibelli y sus hijos: Aranza y Sebastián. 

"Vemos La Pantera Rosa, Tom y Jerry... Les gustan más las versiones originales, las mismas que yo veía. En ese entonces no tenía cable, tenía que adaptarme a lo que ofrecían en televisión abierta. Ahora hay un montón de opciones". 

Por más variedad que exista, El Chavo del 8 sigue siendo una referencia importante en el imaginario de grandes y chicos. El programa que fue creado en 1972 por Roberto Gómez Bolaños tiene una versión animada que se transmite desde 2006. El músico Huáscar Barradas y su hijo Kaí disfrutan de la producción original. "El Chavo maneja un humor tan puro y elegante que no caduca. 

Me gustan las producciones sin mayor despliegue tecnológico, como El Zorro o el Batman del ¡Pum! ¡Pow! ¡Paf!". 

Los hijos también invitan a sus padres a conocer nuevas historias. VioletaPeppa, la cerdita y Los padrinos mágicos son algunas de las producciones con las que se fortalece el nexo familiar. El periodista Román Lozinski se adentra en el mundo fantástico de sus hijas, las morochas Sofía e Isabella, porque ellas se aburren a los diez minutos de ver fútbol con él. "Zou y Los Backyardigans eran dos de las caricaturas que más les gustaba ver. Ahora les gusta todo lo relacionado con el mundo de las princesas. Cuando yo era niño veía Superman en blanco y negro, lo pasaban justo antes del noticiero, programa que también veía". 

El tiempo es un factor determinante a la hora de compartir estos programas en familia. Luisa Torrealba, miembro del Instituto de Investigaciones de la Comunicación, señala que la televisión nacional abierta transmite los programas todo usuario en horario de oficina. "Los niños no necesariamente están acompañados de sus padres, no hay un aprovechamiento para que se cree un nexo en función de lo que ven". 

Sin embargo, las nuevas generaciones no siempre se ciñen al horario de una parrilla televisiva. En un artículo de Tendencias Digitales, el investigador Carlos Jiménez indica que los consumidores actualmente se exponen a tres pantallas: la TV, la computadora y el teléfono móvil. La animadora Maite Delgado y sus hijos, Alfonso y Santiago, disfrutan de las ventajas de Youtube. "Vemos canales de noticias y actualidad más que todo: The Philip DeFranco Show, Rhett & Link o Matthew Santoro. También vemos producciones cómicas como las que hace The Flama".