• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Comentario de actor de Hollywood sobre el atentado en Boston se vuelve viral

El actor Patton Oswalt / Reuters

El actor Patton Oswalt / Reuters

Patton Oswalt, recordado por su participación en el filme Ratatouille, dio un punto de vista distinto tras el lamentable hecho

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El comediante estadounidense Patton Oswalt, recordado por prestarle su voz al personaje central de la cinta Ratatouille, se ha convertido en una tendencia en las redes sociales tras opinar sobre el atentando durante la Maratón de Bostón.

A través de su cuenta de Facebook, Oswalt contrastó con los comentarios negativos y de miedo que inundaron la red. Él envió un mensaje de aliento para la humanidad y animó a la gente a ver la luz en la oscuridad.

En su mensaje, Oswalt explica que, aunque hechos como el ocurrido el lunes, nos hacen pensar que el mundo va por mal camino, también nos hacen ver que todavía existe gente buena, y que esta es mucha.

Citamos las palabras de Patton Oswalt:

“Boston. Jodidamente horrible.

Recuerdo, cuando ocurrieron los atentados del 11 de septiembre, que mi reacción fue: “Bueno, he sido superado por la humanidad”.

Pero estaba equivocado. No sé qué será revelado detrás de todo este caos. Un insecto humano o una masa tóxica de sociópatas.

Pero esto es lo que SÍ sé. Sea una persona o sean CIEN personas, el número no es más que una fracción de una fracción de una fracción de un porcentaje de la población del planeta. Ves los videos de la tragedia y lo que se observa son personas corriendo EN DIRECCIÓN a la destrucción para ayudar. Este es un planeta gigante y tenemos la suerte de vivir en él, pero hay precios y castigos que debemos afrontar a cambio del milagro cotidiano de la existencia. Uno de ellos es que, de vez en cuando, los mecanismos de una pequeña astilla de la especie se tuercen y apuntan hacia la oscuridad.

Pero la gran mayoría resiste ante la oscuridad y, de la misma forma que los glóbulos blancos atacan a un virus, diluyen, debilitan y finalmente limpian a los malvados y, más importante, el daño que causan. Esto va más allá de la religión, del credo o de la nacionalidad. No estaríamos aquí si la humanidad fuera inherentemente mala. Nos hubiéramos comido vivos hace mucho tiempo.

Entonces, cuando detectes violencia, fanatismo, intolerancia, miedo o sentimientos más comunes como la misoginia, el odio o la ignorancia, míralos a los ojos y piensa que los buenos los superamos en número y siempre lo haremos”.