• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Colette Delozanne revisa su obra de los años noventa

Colette Delozanne ingresó al mundo de las artes con el Taller Libre de Caracas en 1967 | Foto: Samuel Hurtado

Colette Delozanne ingresó al mundo de las artes con el Taller Libre de Caracas en 1967 | Foto: Samuel Hurtado

La artista de origen francés presenta esculturas en gres, dibujos y diarios. Se trata de su cuarta individual en menos de un año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En los últimos ocho meses, Colette Delozanne ha presentado cuatro individuales y participó en un proyecto de arte público en el bulevar de Sabana Grande, así como en numerosas colectivas y subastas benéficas. La artista de origen francés cumplirá 82 años de edad, pero paradójicamente vive uno de los períodos más activos de su trayectoria y sigue recibiendo visitas en su taller. El domingo inaugurará la muestra Moradas amorosas, que reúne esculturas desarrolladas a finales de los años ochenta y principios de los noventa, con una serie de dibujos y diarios.

El tema de la morada ha sido una constante de su búsqueda artística desde la década de los setenta. Se trate de bronce o gres, sus esculturas se presentan a sí mismas como territorios habitables. Lo mismo puede decirse de sus dibujos, que en realidad nacieron como proyectos de sus obras tridimensionales y luego adquirieron una dimensión plástica propia. “Siempre estoy hablando de los espacios donde puede vivir el ser humano espiritualmente, de los lugares sagrados y de la idea del amor a nivel filosófico”, indica la creadora.

Recientemente Delozanne exhibió una miniantología de torres, templos y recintos en la Galería de Arte Nacional, así como sus diarios ilustrados en el Gabinete del Dibujo y la Estampa de Valencia y un registro fotográfico de la realización de la obra monumental que colocó el año pasado en Sabana Grande. Ahora quiere volver a mostrar sus creaciones de principios de los años noventa.

“Tenía expectativas de ver otra vez estas piezas montadas. Los años ochenta fueron importantes para la serie Lugares sagrados, pero en los noventa comencé a hacer estas obras, que no me las entendieron mucho. Van más hacia lo externo, hacia la necesidad de revelar las superficies. Siempre he trabajado con oquedades, transparencias y espacios interiores, pero pasé de la perforación a la textura natural de las coralinas, a otra cosa más quizás más existencialista”, dice.

En la muestra, el curador y galerista Nicola Bianchi propone iluminar algunas de las esculturas desde adentro para generar una nueva lectura de ellas. Lo hace para que el misterio que las piezas, asociadas a lo místico, salga completamente a flote, indica.

La artista no tiene previstos nuevos proyectos expositivos, por ahora. “Este es un trabajo exigente y lento; por eso no tengo una gran producción. Eso, en última instancia, no es lo que me interesa, sino realizar las ideas”, concluye.


Moradas amorosas

Obras de Colette Delozanne

Inauguración: domingo, 11:00 am

Galería Utopía 19, calle Miranda, El Hatillo

Entrada libre