• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Clásicos de la música tienen historial de plagios

Los representantes de Sam Smith llegaron a un acuerdo amistoso con los compositores de "I Won't Back Down" | Foto Archivo El Nacional

Los representantes de Sam Smith llegaron a un acuerdo amistoso con los compositores de "I Won't Back Down" | Foto Archivo El Nacional

Uno de los casos más recientes es el de "Stay With Me" del británico Sam Smith, cuyo parecido con "I Won’t Back Down" de Tom Petty es notorio 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Durante la transmisión de la reciente entrega de los premios Grammy, los comentaristas del canal TNT se refirieron varias veces a la controversia surgida por el parecido entre “Stay With Me” de Sam Smith y "I Won’t Back Down” de Tom Petty, perteneciente al álbum Full Moon Fever (1989).

Aun así, el tema del artista británico de 22 años de edad fue galardonado el domingo en la noche como Canción del Año y Grabación del año. No hubo mayores problemas por lo ocurrido.

A finales de enero, los representantes de Smith declararon a la revista Rolling Stone que escucharon la pieza y en efecto existen similitudes. “Es parte de una coincidencia”,  dijeron. Sin embargo, como parte de lo que llamaron “un arreglo amigable”, los compositores fueron sumados a los créditos de “Stay With Me”.

La industria tiene en sus registros casos similares, en los que incluso ha tenido que intervenir la justicia. A finales del año pasado, los familiares de Marvin Gaye lograron que un tribunal de Estados Unidos se hiciera cargo del presunto plagio que hay en “Blurred Lines”, compuesta por Pharrell Williams, Robin Thicke y Clifford Harris Jr, según el registro de la Sociedad Estadounidense de Compositores, Autores y Editores.

Los parientes de Gaye aseguran que existen elementos suficientes para demostrar las similitudes con “Got To Give It Up”.

En octubre de 2013, The Hollywood Reporter informó que los familiares de la estrella de Motown también denunciaron similitudes entre "Love After War” de Thicke y "After the Dance".

Otro proceso ocurrido el año pasado fue el relacionado con la canción “Loca”, del disco Sale el sol de Shakira. El juez federal de Nueva York Alvin Hellerstein determinó que la composición es una copia de “Loca con su tiguere” de Ramón Arias Vázquez.

Hernán García, gerente legal de la Sociedad de Autores y Compositores de Venezuela, recuerda que la obra musical está compuesta por armonía, melodía y ritmo. “Cuando hablamos de merengue, ese es el ritmo. La armonía es la sucesión de acordes. Ambos elementos no están protegidos. Para determinar un plagio lo que se toma en cuenta es la melodía y la letra. Se tienen que conseguir coincidencias muy relevantes en el riff, que identifica una canción”, detalla.

Señala que si hay suficientes pruebas se abre un juicio que determinará las consecuencias penales o civiles del caso. “Cuando hay una similitud exacta en extensión, hablamos de un plagio”.

Recuerda que una vez desde Colombia se quiso acusar a Simón Díaz por un supuesto plagio en “Caballo viejo”, pero no ocurrió nada.

En Venezuela se habla también de asignación errónea de autoría cuando se habla del Himno Nacional. Rafael Arráiz Lucca indica en su libro Civiles que el autor de la letra es Andrés Bello y el compositor de la música es Lino Gallardo.

Otro de los casos más recordados en la industria es la demanda que en 1969 hizo la compañía discográfica de Chuck Berry contra The Beatles. Aseguraba que “Come Together” era una copia de “You Can’t Catch Me". Las partes llegaron a un acuerdo del que no se conocen detalles.

A Michael Jackson también lo acusaron. Lo hizo el saxofonista Manu Dibango, quien afirmaba que “Wanna Be Starting Something” era una copia de su canción “Soul Makossa”. El Rey del Pop tuvo que pagar 200.000 dólares.

La banda Radiohead tuvo que incluir a Albert Hammond y Mike Hazlewood en los créditos de su éxito “Creep”, del álbum debut Pablo Honey. Ambos compositores demostraron el parecido que había con “The Air That I Breathe”. En 2008, Joe Satriani demandó a Coldplay por las notables similitudes entre “Viva la vida” y “If I Could Fly”, del guitarrista estadounidense.