• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Cine venezolano alcanza la cifra más alta de espectadores en su historia

El largometraje compítió con <i>Pelo malo</i> | Foto Cortesía

Libertador | Foto Cortesía

El filme Libertador, dirigido por Alberto Arvelo, destaca como la producción más vista de las estrenadas en 2014, al acumular casi 700.000 boletos vendidos en 15 semanas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En lo que va de año, el cine venezolano registra más de 4.120.000 espectadores convocados a las salas comerciales, cifra que se convierte en la más alta registrada por la industria del cine venezolano en 117 años de historia, superando a los 4.119.393 asistentes que se alcanzaron en el año 1986.

Esta cantidad de asistentes posiciona a Venezuela como el país de América Latina en el que más se ve cine nacional, con un 16,44% de la cuota de mercado, sobrepasando así a industrias tradicionalmente líderes en la región como Brasil, Argentina y México, refiere Centro Nacional Autónomo de Cinematografía (CNAC).

En los último años se ha mantenido un crecimiento sostenido en el número de espectadores. En 2012, acudieron 1.578.342 personas a ver cine venezolano, cifra que se elevó 35% en 2013, con 2.429.560 espectadores. Se estima que al cierre de este año la cifra podría situarse en alrededor 4.500.000 espectadores.

En este último periodo del año se tiene previsto el estreno de al menos cuatro filmes con sello nacional: Hay alguien allí, documental dirigido por Eduardo Viloria; Game Over, de Javier Castro, Espejos, de César Manzano, y Dos de trébol, de Orlando Rosales y Jessica Wenzelman.

El filme Libertador, dirigido por Alberto Arvelo, destaca como la producción más vista de las estrenadas en 2014, al acumular casi 700.000 boletos vendidos en 15 semanas; seguido por Er conde suelto en Hollywood, de Benjamín Rausseo, con 375.000 espectadores; y en tercer lugar se posicionó la multipremiada Pelo malo, dirigida por Mariana Rondón, con 242.000 butacas ocupadas.

Para Juan Carlos Lossada, presidente del CNAC, más allá de estos extraordinarios logros cuantitativos alcanzados, es necesario seguir mirando al cine como expresión cultural trascendente.

"Lo que ha ocurrido este año no es sino consecuencia de una siembra, y la recolección de la cosecha de un esfuerzo nacional, de un país muy talentoso, que está en movimiento, que ha recuperado su capacidad para crear, de asombrarse a sí mismo y asumir nuevos desafíos, y de un apoyo incuestionable de Estado y Gobierno, que como nunca antes han colocado al cine en el puesto estelar en el que mereció estar siempre", resaltó.