• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Los 12 de 2013: Cine internacional

La misión iba como lo planeado hasta que una lluvia de escombros espaciales destruye su estación y los obliga a estar solos vagando por el inmenso espacio | Cortesía

La misión iba como lo planeado hasta que una lluvia de escombros espaciales destruye su estación y los obliga a estar solos vagando por el inmenso espacio | Cortesía

En 2014, los cinéfilos venezolanos cruzarán los dedos para que se estrenen la mayoría de las películas elegidas como las mejores del año por las publicaciones especializadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

1. Gravedad, de Alfonso Cuarón

Una demostración de 91 minutos de que las posibilidades prácticamente ilimitadas de las actuales tecnologías de creación de imagen no están enemistadas con la intrínseca vulnerabilidad de la condición humana, la película del mexicano Cuarón somete a Sandra Bullock a la soledad absoluta a unos pocos kilómetros de la atmósfera de la Tierra, telón de fondo tan omnipresente como inalcanzable. Concebida por Cuarón y su hijo Jonás hace cinco años, cuando todavía no existía la manera de llevarla a la pantalla, Gravedad no encabeza todas las listas de los mejores filmes de 2013 que elaboraron los principales medios especializados del mundo, pero figura prácticamente en todas ellas. Y a diferencia del resto de las cintas en la órbita del Oscar, la obra maestra de suspenso espacial también es una de las más taquilleras del año: hasta ahora se ubica séptima entre las de mayor recaudación internacional, con más de 650 millones de dólares. “Lanzados al cosmos junto a Bullock, en la mejor actuación de su carrera, nunca nos sentimos totalmente apartados de la gracia de Dios o del alma humanista de Cuarón, que abrió una nueva dimensión para el cine”, indicó el crítico estadounidense Justin Chang en Variety.

2. 12 Years a Slave, de Steve McQueen

Hábil carpintero e intérprete de violín en el sector de Estados Unidos donde un hombre negro puede vivir en libertad, Solomon Northup (la revelación de origen nigeriano Chiwetel Ejiofor) amanece un día en cadenas. Luego de una borrachera inducida, es embarcado como esclavo a Nueva Orleans. La perspectiva poco usual sobre el racismo, basada en la autobiografía que publicó el propio Northup en el año 1853, ha sido considerada como la mejor producción de Estados Unidos estrenada en 2013, según la compilación del criterio de los principales críticos de cine del país que elaboró el portal Movie City News, y arranca tal vez como la principal favorita en premios como los Globos de Oro y el Oscar. “Con un enfoque poco sensacionalista, Steve McQueen muestra que el racismo, además de su bárbara inhumanidad, es increíblemente ineficiente. Así como se podría argumentar que la Alemania nazi perdió la guerra por no aprovechar el talento de los científicos judíos, los dueños de plantaciones diluyen la energía de sus esclavos en el sádico deporte de la flagelación”, hizo notar Richard Corliss en la revista Time acerca del drama histórico del mismo realizador británico de Shame: deseos culpables (2011).

3. La vida de Adèle, de Abdellatif Kechiche

Tres horas de duración y sexo lésbico explícito filmado con una naturalidad digna de Pier Paolo Pasolini convirtieron al filme de Kechiche, tunecino criado en Niza, en la pieza más preciada de 2013 entre el cine filmado lejos de Hollywood. “Buscaba en primer lugar que el sexo fuera hermoso estéticamente y que recordara a la pintura, pero que tuviera vida. Sin esas escenas, la película estaría mutilada. No tenía la sensación de que esta historia necesitara un hombre o una mujer como director. Es pasión. Da igual la preferencia sexual”, expresó el director, epígono confeso de Pasolini, en un foro digital organizado por el diario El País de España acerca de la historia, basada en una novela gráfica de la francesa Julie Maroh y protagonizada por Adèle Exarchopoulos como Adèle, encandilada a primera vista por Emma (Léa Seydoux), estudiante de Artes con el cabello teñido de azul. La ganadora de la Palma de Oro del Festival de Cannes coincidió, paradójicamente, con un momento histórico de recrudecimiento de expresiones de homofobia e intolerancia hacia la libertad de la mujer tanto en Francia como en el mundo árabe. De hecho, La vida de Adèle no tiene fecha de estreno aún en el país natal de su realizador.  

4. Iron Man 3, de Shane Black

Aunque la clasificación está incompleta pues resta contabilizar el rendimiento en 2014 de cintas que debutaron al cierre del presente calendario, como Frozen, a la segunda secuela protagonizada por Robert Downey Jr. como Tony Stark le corresponde hasta ahora un mérito que no debería ser subestimado tan rápido: con 1,21 millardos de dólares recaudados, hasta ahora es el filme más visto en todo el planeta (también en Venezuela) entre los que se estrenaron este año, muy por encima de Mi villano favorito 2 (en 2012 quedó primera Los vengadores, también con Downey Jr. en traje siderúrgico). Además, la superproducción cotufera de los estudios Marvel no ha sido malmirada por la crítica y el diario The Huffington Post la coloca entre lo mejor de 2013. “En sus dos primeros tercios es un filme casi intimista y Downey Jr. pasa la mayoría del tiempo sin disfraz. A diferencia de la decepcionante Iron Man 2, la tercera entrega echa bien un cuento y se centra en los personajes que nos interesan: Stark, Pepper Potts, Rhodey Rhodes. Además, posee uno de los giros narrativos más sorpresivos del año. La mejor película de superhéroes de la temporada, seguida de cerca por The Wolverine”, enfatiza la publicación.

5. American Hustle, de David O. Russell

El director de Nacido para vencer (2010) y Los juegos del destino (2012) juntó a dos estrellas del primer filme (Christian Bale y Amy Adams) y otro par del segundo (Bradley Cooper y Jennifer Lawrence) y la sumatoria es una divertidísima comedia negra setentona que, hasta ahora, es la gran acaparadora de postulaciones de premios junto con 12 Years a Slave. Basada en el caso real de Abscam, una operación anticorrupción emprendida por el FBI en Nueva York a finales de los años setenta, American Hustle ha sido comparada con Buenos muchachos (1990) de Martin Scorsese, aunque centrada no en un mafioso sino en un estafador de nivel más bien mediano: Irving Rosenfeld, pequeño empresario de lavanderías y experto, literalmente, en limpiar bolsillos. El fuerte de la película es la construcción de personajes y por eso apunta hacia las categorías de actuaciones. 

6. Inside Llewyn Davis, de Joel y Ethan Coen

Como “balada de la mala suerte y el talento desperdiciado” ha sido definida en las páginas de The New York Times (diario que la eligió como la película del año) el regreso de los hermanos Coen luego del western Temple de acero (2010): un retrato de la escena de la música folk de comienzos de los años sesenta en el barrio neoyorquino del Village a través de la figura de un exmarinero y ahora cantautor desesperado por conquistar a una audiencia, Llewyn Davis (Oscar Isaacs, una revelación llegada desde Guatemala). Se inspira parcialmente en el personaje real de Dave van Ronk (1936-2002), uno de los amigos de Bob Dylan. Está postulada en la categoría de Mejor Comedia o Musical en los Globos de Oro del próximo 12 de enero, aunque es un filme profundamente melancólico e inclasificable, como casi todo lo que cae en manos de los Coen.

7. Her, de Spike Jonze

El romance de Joaquin Phoenix con una aplicación informática que tiene la voz de Scarlett Johansson es otra de las películas por las que los cinéfilos venezolanos deberán cruzar los dedos por un pronto estreno en salas nacionales. Ambientada en un futuro de diseño amable, la primera película de Jonze desde Donde viven los monstruos (2009) ofrece una de las más complejas y conmovedoras interpretaciones de toda la carrera de Phoenix (que ya es decir bastante) y captura la esencia de una generación contemporánea cuyos exponentes, con frecuencia, se sienten más cómodos estableciendo relaciones a distancia a través de Internet que con personas de carne y hueso y miradas penetrantes. Según la revista The New Yorker, es una insólita historia romántica “con sus típicos altos y bajos, algo de sexo excitante (no pregunte cómo), decepción y abandono”.

8. Before Midnight, de Richard Linklater

“Una comedia moteada de rayos solares que se desliza casi imperceptiblemente en los territorios de un Ingmar Bergman”, según Justin Chang, crítico de Variety. “La historia de amor que define a una generación”, de acuerdo con la revista Rolling Stone. Es muy raro que una película estadounidense esté compuesta casi totalmente por largas escenas de diálogos. Pero el cierre de la trilogía iniciada por Before Sunrise (1995) y Before Sunset (2004), que durante casi dos décadas ha seguido las oleadas y retiros de la pareja formada por Jesse (Ethan Hawke) y Céline (Julie Delpy), ha colocado a su director Linklater en las inmediaciones de grandes cineastas europeos como Éric Rohmer. Entre las cintas reseñadas por más de 100 críticos, Before Midnight es la que tiene el mayor porcentaje de aprobación (98%) de 2013, según el portal compilador Rotten Tomatoes.      

9. Wolf of Wall Street, de Martin Scorsese

El más reciente encompinchamiento de Scorsese y Leonardo Di Caprio ha dividido a los críticos de cine, pero la representación de un arquetípico depredador bursátil ha cosechado elogios como los de A. O. Scott del diario The New York Times, que lo coloca junto con El Gran Gatsby, Sangre sudor y gloria, Spring Breakers y American Hustle en una selecta lista de películas de 2013 que aleccionan sobre la resaca moral del capitalismo más salvaje.

10. Frozen, de Jennifer Lee y Chris Buck

El estudio Walt Disney retomó su mejor tradición de musicales con el melodrama congelado de las princesas hermanas Anna y Elsa, en un año no demasiado brillante para la animación digital (por primera vez desde 2008, hasta ahora, una película de este tipo no lidera la taquilla anual en Venezuela). Frozen pone probablemente una corona de hielo a un 2013 en el que también destacaron Mi villano favorito 2, Monsters University y Los Croods.

11. Rápidos y furiosos 6, de Justin Lin

Paul Walker dijo adiós con una secuela que no solo es la tercera película más vista del año en el planeta (cuarta en Venezuela), sino que se incluye entre lo mejor del almanaque según la revista Time: “Purifica y eleva a un nivel todavía más cool y aerodinámico la exaltación de la acción de su predecesora, si tal cosa era posible, y retrata poéticamente la más cercana camaradería que muchos hombres pueden experimentar: la que les une a sus automóviles”.

12. Capitán Phillips, de Paul Greengrass

La sangre fría del marino mercante estadounidense Richard Phillips, capturado por modernos piratas somalíes, no solo ha conseguido un puesto de partida bastante ventajoso para la temporada de premios de Hollywood, sino más importante aún, redondeó el desempeño más elogiado en la última década para Tom Hanks, un tótem de Hollywood que no gana un Oscar desde 1995 (por Forrest Gump) y no recibe una postulación desde 2001 (por El náufrago).