• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Cicatrices metafóricas hablan de la destrucción

La muestra estará abierta al público hasta el 3 de julio | HENRY DELGADO

La muestra estará abierta al público hasta el 3 de julio | HENRY DELGADO

La propuesta fotográfica fusiona imágenes del planeta rojo y el dios de la guerra para representar la violencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La migración del ser humano fue lo que disparó la investigación personal de Antonio Briceño. Y el proyecto Mars One –iniciado por una compañía holandesa para enviar a un grupo de personas de la Tierra a colonizar el planeta rojo y para el que ya fueron seleccionados cien participantes– se le presentaba al fotógrafo como la máxima expresión del tema que se había propuesto desarrollar, la más insólita. 
Comenzó entonces a indagar en imágenes de Marte tomadas por la NASA desde el espacio. Quedó deslumbrado por su belleza y por las variedades geográficas que cada una recoge. Pero al examinarlas con detenimiento se dio cuenta de que había un tema oculto en ellas, que le interesaba aún más: la violencia. Para Briceño, los cráteres, los volcanes, las fracturas de la tierra, las tormentas... Todas son como rastros de la destrucción.
El artista se centró en la imagen del dios griego de la guerra, Marte, un personaje que no lograba contener sus emociones, que perdía el control, y fundió ambos conceptos. Decidió fusionar, a través de programas computarizados, las fotografías de la superficie del planeta en el cuerpo del guerrero. Para ello tomó imágenes de la escultura mitológica de cinco museos –el Metropolitano de Nueva York, el Prado de Madrid, el Louvre de París, el Museo Nacional de Roma y la Villa Adriana, también italiano– y las fragmentó. Así quedaron sus músculos, abdomen, brazos y rostro como marcados por profundas cicatrices metafóricas.
Briceño juntó el resultado y configuró La piel de Marte, exposición que se inaugurará el domingo en la galería D’Museo y permanecerá abierta al público hasta el 3 de julio. El texto curatorial es de Katherine Chacón. 
“Mi exhibición anterior fue sobre la violencia en Venezuela. Ahora hablo de la violencia arquetipal. El dios de la guerra lo tenemos todos, es por eso que el mundo está así. Marte es un dios muy corpóreo y es el cuerpo precisamente el campo de batalla de nuestras emociones internas y el enfrentamiento con los demás. En él quedan todas nuestras marcas”, afirma el creador.
La piel de Marte está integrada por fotografías en pequeña y mediana escala. En ellas está el guerrero, aislado, casi nostálgico, como vencido sobre un profundo fondo negro; como si se tratara del planeta gravitando en la inmensidad silente del cosmos. En una oscuridad que es hermosa y triste a la vez. En su piel están las texturas de lo que ha sido devastado por el tiempo, la naturaleza, el hombre o el odio.
Se unen en una contradicción visual la belleza y la desolación. Concluye Briceño: “Y es algo presente en el propio dios, es el más sanguinario pero el más seductor. Incluso para los romanos representaba la fertilidad. Es una cierta paradoja del ser humano. Si hablas de violencia mostrando violencia la gente lo rechaza. Aquí hay algo que causa fascinación y te engancha; después viene la reflexión fundamental para saber qué hacemos y lo que le estamos haciendo al planeta”. 
 
La piel de Marte
D’Museo, Centro de Arte Los Galpones, Los Chorros
Inauguración: domingo, 11:00 am
Entrada libre
 
EPÍGRAFE
“Es el cuerpo el campo de batalla de nuestras emociones y el enfrentamiento con los demás. En él quedan todas nuestras marcas”
Antonio Briceño
Fotógrafo