• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Christian Grey llegó con recato a las salas de cine venezolanas

<i>50 Sombras de Grey</i> - La adaptación de <i>50 Sombras de Grey</i> parecía una cinta abocada al fracaso. Los problemas en la preproducción se sucedieron a lo largo de 2013 y la cinta tuvo que retrasar su estreno medio año desde el verano de 2014 hasta el 13 de febrero de 2015. Jamie Dornan y Dakota Johnson protagonizan la adaptación de la obra de E. L. James de la que, ya nos han avisado, no vamos a tener tanto sexo, o por lo menos no tan explícito, como en las páginas de la novela / Archivo

50 Sombras de Grey | Archivo

Algunos críticos de cine han calificado 50 sombras de Grey de "película erótica para todo público"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando surgió el boom de Cincuenta sombras de Grey, la imagen del libro se convirtió en un cliché visual. No había vagón del Metro, autobús, salón de clases o cafetín en el que no hubiera al menos una mujer leyendo la obra.

Los comentarios alusivos a las narraciones explícitas de escenas sexuales eran comunes entre quienes enaltecían el best seller de la escritora británica E. L. James, que ahora se trasladó al cine.

Algunas lectoras aprobaban el contenido, mientras otras lo consideraban fuerte o reiterativo. Cuando se anunció que el primer libro de la saga se adaptaría en un largometraje, las expectativas no fueron pocas con respecto a cómo sería contada la historia de una universitaria virgen de 22 años de edad que descubre la sexualidad en manos de un millonario con gustos sadomasoquistas.

La encargada de llevar a cabo esa tarea fue la también británica Sam Taylor-Johnson, nominada en 2010 a los premios Bafta por Nowhere Boy y en 2008 a la Palma de Oro de Cannes en el renglón de cortometrajes por Love You More.

Los actores que dieron rostros a Christian Grey y Anastasia Steele son Jamie Dornan y Dakota Jonson.

El comienzo de la película repite el canon de tantas otras sobre una persona que entra a un mundo desconocido, que le es ajeno y en el que se siente inferior. Anastasia es insegura, torpe y evidentemente se siente atraída por Grey, quien nota en su rostro la certeza del deseo y en adelante actúa para tenerla.

Empieza una relación en la que ella busca en él a un compañero, mientras la otra parte lucha por mantener su regla de no intimar con nadie más allá de lo carnal. Su único objetivo, en principio, es lograr que se sume a su lista de mujeres que aceptan ser sumisas para sus prácticas sexuales.

Los encuentros íntimos no son tan subidos de tono como para causar el revuelo que temían en Malasia y en Indonesia, donde la proyección fue vetada.  En Venezuela se estrenó el viernes en la cartelera nacional.  

“La película acaba en el mismo sitio que el libro y al menos de la caligrafía del filme se puede decir que mejora la burda narrativa de James. Por supuesto, es menos subida de tono que Nueve semanas y media, pero el siglo XXI estadounidense sigue navegando en aguas de lo políticamente correcto”, escribió en el diario español El País Gregorio Belinchón sobre el largometraje de Universal Pictures.

El filme se estrenó mundialmente la semana pasada en el Festival de Cine de Berlín, al que asistieron su directora y los dos protagonistas. De acuerdo con la agencia Efe, varios críticos cronometraron las escenas de sexo: 11 minutos y además suavizadas. “Los periodistas acreditados mostraron divididas opiniones ante una película considerada por unos un clásico filme romántico de la factoría Hollywood y por otros una película erótica apta para la mayoría de los públicos”.

Sin embargo, hay quienes consideran que la cinta es mejor que el libro. “Este muy esperado romance es en muchos aspectos una mejora significativa de la novela de E. L. James”, afirmó Justin Chang en Variety. De forma similar opinó Sheri Linden, de The Hollywood Reporter, quien valora que se cuente una historia desde la perspectiva de una mujer.