• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Chino y Nacho celebraron con sus fans una carrera que va en ascenso

Chino y Nacho | Reuters

Chino y Nacho | Reuters

El dúo se presentó el fin de semana en el Anfiteatro de El Hatillo. Los conciertos fueron grabados como material para una película

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:







anmartinez@el-nacional.com

En el espectáculo se mostró un gran despliegue tecnológico de luces y efectos especiales MANUEL SARDÁ


Son pocas las ocasiones en las que el dúo de Chino y Nacho se presenta en Caracas en solitario porque generalmente comparten la tarima con otros talentos de la música nacional.

Esta ocasión era distinta. El escenario del Anfiteatro de El Hatillo estuvo dispuesto sólo para ellos durante el sábado y el domingo. Era una oportunidad para que compartieran con sus fanáticos una carrera que ha ido en ascenso desde hace tres años, cuando el tema "Mi niña bonita" se convirtió en un hit en las emisoras de radio del continente latinoamericano.

El concierto que celebraron anoche fue una colección de sus éxitos. Un recorrido de hora y media en el que los intérpretes Jesús Alberto Miranda y Miguel Ignacio Mendoza abrieron su álbum de vida como dueto. Cada canción era una foto en el tiempo de los últimos años en los que la pareja ha cosechado reconocimiento no sólo en su país natal sino en el extranjero.

Para muestra, un repaso a lo que han vivido este año: ganaron su primer Premio Billboard Latino como Dúo o Grupo Tropical del Año, se presentaron con éxito en el Festival de Viña del Mar y fueron seleccionados jueces de la versión latina de The X Factor. Eso sin contar los triunfos pasados como el Grammy Latino al Mejor Álbum de Música Urbana 2010 por "Mi niña bonita".

Con el currículo lleno de esas experiencias positivas y con la humildad que los caracteriza, Chino y Nacho se encontraron con el público caraqueño en dos noches llena de ritmo, de color y de baile. Familias enteras acudieron a la cita sin importar el precio de las entradas --la más barata costaba 1.500 bolívares-- para bailar y corear temas como "Bla bla bla", "Sin ti", "Tu angelito", "Regálame un muak", "Bebé bonita", "Don Juan" (que cantaron en compañía de Rebeca), "Mi niña bonita" y "El poeta".

El dúo se entregó en escena, lucían enérgicos, vivos, a pesar del poco tiempo de descanso que tuvieron esta semana entre el viaje a Miami para asistir el jueves a la ceremonia de los Premios Juventud y el regreso a Caracas para preparar las dos presentaciones. Lucieron varios cambios de vestuario: camisas negras con aplicaciones doradas, con siluetas de fuego, de colores e incluso, en una ocasión llevaron unas camisetas con luces.

El espectáculo mostró un gran despliegue tecnológico: hubo fuegos artificiales, humo y pantallas Led a lo largo del escenario. Una escenografía --que podría envidiar cualquier artista extranjero-que fue especialmente pensada para la película que el dúo estrenará el año que viene, en la que mostrarán material de las dos presentaciones de El Hatillo y en la que abrirán las puertas de sus casas para que los seguidores conozcan sus familiares y amigos.

Chino y Nacho continuarán el recorrido por su trayectoria con una gira nacional: el sábado en Mérida, el domingo en Barquisimeto, el 2 de agosto en San Cristóbal y el 4 de agosto en Puerto La Cruz. En estas presentaciones estarán acompañados por Caramelos de Cianuro y los hermanos Servando y Florentino Primera.

Artistas de géneros distintos, pero igual de talentosos.