• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Cheo Hurtado: “No buscamos a virtuosos que toquen ‘Pajarillo’ a velocidades insólitas”

Hurtado planteó la idea del encuentro en 2002, un par de años antes de la primera edición / Victor Meléndez/El Nacional

Hurtado planteó la idea del encuentro en 2002, un par de años antes de la primera edición / Victor Meléndez/El Nacional

El festival de ejecutantes del instrumento venezolano por excelencia se celebrará en la sala José Félix Ribas del Teresa Carreño

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace más de ocho años, el 4 de abril de 2004 –04-04-04–, se dio inicio a un particular certamen de instrumentistas. El Festival La Siembra del Cuatro se planteó como una plataforma para talentos y, al mismo tiempo, como una cita de culto al instrumento venezolano por excelencia. Se buscaba celebrar su majestuosidad y conocerlo desde su fabricación y, también, generar una estructura para impartir enseñanza a través de talleres.

Los objetivos se cumplieron, especialmente por ubicar a la guitarrilla de cuatro cuerdas en primer plano. Si bien había alcanzado brillantez gracias a exponentes como Jacinto Pérez, Freddy Reyna, Hernán Gamboa y el propio Cheo Hurtado, entre otros, igualmente es cierto que reivindicó su magnetismo a través de solistas como Carlos Capacho, Jorge Glem y Miguel Siso, ganadores en la categoría de afinación tradicional de las primeras ediciones competitivas.

“Hay una motivación. Vimos que muchachos de diferentes edades comenzaron a reunirse alrededor del instrumento. También creo que ha cambiado eso de ver la música venezolana como algo de gente mayor o algo antiguo. El cuatro era un actor de reparto, pero ya venía tomando su espacio como protagonista”, dice Hurtado, miembro de Ensamble Gurrufío y principal artífice del festival.

Mañana y el viernes, artistas de Carabobo, Mérida, Aragua, Distrito Capital, Yaracuy, Sucre, Bolívar y Anzoátegui competirán por tres premios y tocarán acompañados por Ensamble Gurrufío. Los músicos clasificaron en jornadas que se realizaron en Duaca (Lara), Caracas y Puerto La Cruz, que en total convocaron a cerca de 30 preseleccionados. Los 9 ejecutantes que se escogieron actuarán frente a un jurado calificador integrado por Alí Agüero, Henry Rubio y María Barreto.

“Se busca a un cuatrista integral –explica Hurtado–, que pueda acompañar valses, merengues, calipsos, galerones... No buscamos a virtuosos que toquen un ‘Pajarillo’ o un ‘Diablo suelto’ a velocidades insólitas. No se trata del virtuosismo, ni de hacer solos de cuatro. A veces hasta le cambiamos los tonos para ver sus capacidades para adaptarse y rectificar”.

La novedad

Editar un álbum es uno de los premios que ha recibido cada ganador de La Siembra del Cuatro. Capacho y Glem publicaron trabajos como solistas. Ahora será Miguel Siso quien aprovechará la ocasión para bautizar su compacto.

El cuatrista del ensamble El Quinteto Menos Uno, que presentó su disco debut, La casita del castaño, interpretará en la sala José Félix Ribas del Teresa Carreño su versión libre de “Bésame mucho”, la misma que lo llevó a la gloria en el festival. También mostrará algunas de las piezas que son parte de la producción, que pasan por el joropo, la onda nueva, el vals y el merengue, y hasta exhiben influjos de música brasileña y argentina.

La Siembra del Cuatro en Navidad

Mañana y el viernes, 7:00 pm

Sala José Félix Ribas, Teatro Teresa Carreño

Entrada libre