• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Chelique Sarabia: “Haré lo que pueda para que salgamos de este atolladero”

Más que compositor, Chelique Sarabia se considera un creativo | FOTO OMAR VÉLIZ

Más que compositor, Chelique Sarabia se considera un creativo | FOTO OMAR VÉLIZ

El músico recibirá el 18 de noviembre, en Las Vegas, el Grammy Latino del Consejo Directivo. Aún compone, pero con la intención de ayudar a solucionar los problemas del país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Estuve dos meses con un tarugo en la garganta”, dice Chelique Sarabia sobre la promesa que hizo a la Academia Latina de la Grabación de Estados Unidos. Solo su esposa sabía que le otorgarían el Grammy Latino del Consejo Directivo.

Contuvo las ganas de contarlo hasta el 15 se septiembre, cuando se anunciaron oficialmente los homenajeados de este año. “El premio me lo entregarán el 18 de noviembre, el Día de la Chiquinquirá. Será grato porque soy autor de ‘Chinita de Maracaibo”, señala el devoto mariano sobre el gramófono honorífico que recibirá en Las Vegas.

“No saben de qué manera agradezco este reconocimiento. No es por satisfacer el ego. Es por el país, por la juventud, que sepa que vale la pena ser consecuente con una idea”, expresa emocionado. “No llevo una vida de divo. Nunca me he sentido más que los demás. Cuando eso pasa, uno pierde la capacidad de crear”, agrega.

Sarabia se considera un creativo. Prefiere ese término a ser llamado compositor o músico, aunque su nombre se asocia inmediatamente con notas y acordes, especialmente los de “Ansiedad”, su canción más famosa que llegó a ser versionada por Nat King Cole y Miguel Ríos. “Se me salieron las lágrimas cuando las escuché”, recuerda.

El intérprete estadounidense vino a Venezuela y se presentó en el programa de Renny Ottolina, quien le sugirió que versionara “Ansiedad” de Sarabia, que entonces hacía pasantías en RCTV como director de televisión. “Hizo la gira por América Latina con la misión de llevarse una canción de cada país para grabar un disco que se llamaría To my Friends”, rememora.

El trabajo artístico de Chelique Sarabia estuvo siempre vinculado a otra de sus labores: la publicidad. Es el autor de varios temas de campañas electorales. La música que acompañó a Carlos Andrés Pérez antes de ser nombrado presidente de la República por primera vez, “Ese hombre sí camina”, tiene su firma.

Es adeco, pero en ese entonces el candidato de la tolda blanca no le generaba mucho entusiasmo, aunque después terminaron siendo grandes amigos. Lo acompañó en el recorrido que realizó por varias ciudades. En Rubio, estado Táchira, no pudo seguirle el paso y se sentó en una acera. “Una señora se asomó por la ventana y preguntó por él. Cuando le dije que ya había pasado, exclamó: ‘Ese hombre sí camina’. Allí se me prendió el bombillo”, cuenta Sarabia, que en ese momento estaba dedicado al mercadeo político, trabajo en el que debutó con un jingle para Luis Beltrán Prieto Figueroa.

Por el país. Hoy se siente orgulloso. No solo por su legado musical, sino también por haber sido parte de momentos importantes para el país. Recuerda que cuando estudió en la Escuela Técnica integró el equipo de Luis Caballero Mejías que desarrolló la harina de maíz. “Molí bastante”, indica el músico de 75 años de edad.

Era un adolescente cuando se formaba como técnico en petróleo, una carrera promisoria en un país que estaba a punto de vivir una efímera época dorada por ingresos de crudo. Sin embargo, la música era un interés que se manifestó en “Ansiedad”, uno de sus mayores éxitos que compuso cuando cumplió 15 años de edad. Tomó el título de una película del mismo nombre que ese día vio protagonizada por Pedro Infante y Libertad Lamarque.

Asegura haberse retirado del show business en los años setenta. “Mi hobbie era la música. Por eso me dediqué durante 20 años a la mercadotecnia. Fui parte de Corpa Publicidad, donde entré como pasante y salí como vicepresidente”, afirma el autor de canciones como “Mi propio yo”, “El viento que pasa y deja”, “Himno de Caracas” y “En este país”, entre muchas otras.

Quiso dedicarse a actividades más lucrativas. Estaba casado y había tenido tres hijos. “Era una vida muy inestable, sacrificada. Los derechos de autor entonces no eran respetados en su totalidad”, destaca quien hace una semana inició un tratamiento de radioterapia por pólipos en la nariz.

También fue piloto de Aeropostal cuando se abrió la ruta a la Gran Sabana y trabajó en un campo petrolero. Sin embargo, nunca ha dejado de componer. Hace un año escribió “Misa a la Virgen del Valle”.

Su vida artística la divide en tres etapas: “Su vida artística la divide en tres etapas: “La soñada, cuando era joven; otra basada en mis experiencias personales; y la actual, la más romántica, en la que crees que con un tema se arreglan las cosas del país”.

A propósito, menciona que el 17 de octubre estrenará la canción “Venezuela es mucho más”, en un concierto en el que será invitado de María Teresa Chacín en el teatro Santa Rosa de Lima. “Es oportuno decir que el país es mucho más que este desbarajuste que estamos viviendo”, manifiesta el artista.

Sarabia no está de acuerdo con aquellos colegas que no emiten opiniones políticas por respeto al público. “Haré lo que pueda para que salgamos de este atolladero. Creo que esta canción servirá para que nos unamos en un solo sentimiento”, añade el compositor margariteño. Actualmente forma parte del comité de estrategia del comando regional de la MUD en Anzoátegui.

Desde hace más de una década vive en Lechería. En el municipio Licenciado Diego Bautista Urbaneja funge de gerente de identidad, cultura y educación ciudadana de la alcaldía. Tiene un programa de radio que se llama Cantares de Venezuela, en el que da a conocer todas las tendencias musicales del país.