• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Charlize Theron quiere acabar con el sida en 2030

 La protagonista de Mad Max quiere impulsar las pequeñas organizaciones

La protagonista de Mad Max quiere impulsar las pequeñas organizaciones

La actriz clausuró la reunión internacional en la que también intervino un niño con VIH, quien fue ovacionado por los presentes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La actriz sudafricana Charlize Theron se unió en las Naciones Unidas a los presidentes de Mali, Malawi, Kenia y Lesoto para fijarse como meta acabar con el sida en 2030.

Elijah Zacchary, un niño keniano portador del VIH, abrió la sesión organizada por Onusida explicando cómo su madre le comunicó que tenía el virus cuando tenía 6 años. “Me lo dijo cuando ya podía entender lo que era la enfermedad y le dije: 'No pasa nada, Dios está con nosotros”.

Charlize Theron clausuró el encuentro. “Este es el comienzo de la generación libre de sida que siempre hemos soñado, pero todavía tenemos que hacer más. Crecí en Sudáfrica durante esos terroríficos primeros momentos de la epidemia”, recordó la actriz, quien ha trabajado en los últimos ocho años concienciando sobre la enfermedad.

Llamó a invertir en conocimiento y en fundaciones menos ambiciosas que creen sentimiento de pertenencia en los jóvenes. “Quizá las pequeñas organizaciones sean el enlace que faltaba para la lucha definitiva (...) A veces lo más eficaz es un individuo que habla a otro individuo de manera clara”, aseguró, señalando a la población juvenil y femenina como “la más expuesta en esta encrucijada”.

Antes de su intervención, el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, llamó a una “visión y compromiso globales” para afrontar este reto y recordó que, de los 2 millones de nuevos casos en 2014, 1,4 millones tuvieron lugar en África.

El presidente de Malawi, Peter Mutharika, aseguró que en su país 1,1 millones de ciudadanos tienen el VIH, “60% de ellos son mujeres y niños”, a pesar de que mediante un plan de tratamiento de mujeres embarazadas se ha reducido el contagio madre-hijo en un 67%.