• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Channing Tatum, sensual y descarado

Magic Mike XXL se convertirá en un musical de Broadway

Magic Mike XXL se convertirá en un musical de Broadway

En la nueva película, el actor de 35 años de edad se propuso explorar de una forma más profunda los personajes de la historia inspirada en su propia experiencia en clubes de strip-tease hace varios años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando Channing Tatum decidió que se embarcaría en una segunda parte de la exitosa película Magic Mike, sabía que la preparación no sería agradable. “No es nada divertido, no puedes comer nada, no paras de hacer ejercicio, es un fastidio”, dijo el actor sobre la rutina requerida para lograr el cuerpo tonificado del bailarín exótico que interpreta.

Pero el deseo de explorar de una forma más profunda los personajes de la historia, inspirada en su propia experiencia en clubes de strip-tease hace varios años, lo llevó a producir y protagonizar Magic Mike XXL.

“Luego de la original, uno de mis mayores arrepentimientos fue no saber quiénes son en realidad estos tipos”. Tatum se refiere a los personajes de Ken, Big Dick Richie, Tarzán y Tito, interpretados por Matt Bomer, Joe Manganiello, Kevin Nash y Adam Rodríguez, respectivamente, y quienes en la primera cinta aparecieron casi como “fondo” de los personajes de Tatum, Alex Pettyfer y Mathew McConaughey.

Esta vez, todos tienen la oportunidad de brillar un poco más, aunque es nuevamente el personaje de Mike (Tatum) el que se roba el show. El actor cuenta que una de las ideas que planteó para lograr esto fue su experiencia al asistir a una convención de strip-tease, algo que se pensó para la primera cinta, pero que por tiempo tuvo que eliminarse. Tras el éxito de Magic Mike en 2012, que recaudó casi 170 millones de dólares en la taquilla mundial, el director Gregory Jacobs y el guionista Reid Carolin pensaron que la convención podría ser el eje de una secuela.

La historia empieza tres años después de que Mike deja el mundo del strip-tease para dedicarse a su negocio de diseño y fabricación de muebles. Pero las cosas no resultan como esperaba: su novia lo ha dejado, las ventas están de capa caída y sus amigos lo están presionando para que los acompañe en una última gran presentación antes de retirarse definitivamente.

Mike es renuente al principio, pero una noche tiene una especie de epifanía en la forma de la canción "Pony" de Ginuwine, el tema que solía ser su acto principal en el club. Cuando el tema suena en la radio y su cuerpo empieza a moverse por cuenta propia, percibe que el baile y el instinto sensual aún están en sus venas.

La secuencia termina siendo una de las más icónicas de la película y es una oportunidad para que Tatum muestre una vez más cuán talentoso es como bailarín.

Magic Mike XXL tiene un tono más ligero que la primera. El humor es más evidente y cada actor tiene la oportunidad de mostrar sus atributos en rutinas individuales y, en el caso de Matt Bomer, de cantar.

Para Tatum la explicación más simple es que trabajaron con un nuevo director. Steven Soderbergh, quien dirigió la cinta de 2012, le pasó las riendas a su colaborador de muchos años, Jacobs, y decidió quedarse en el proyecto como productor y camarógrafo. “Intencionalmente queríamos darle a la audiencia motivos para reír”, dice.

Acompañando al reparto de bailarines está Jada Pinkett Smith, quien interpreta a la dueña de un club adonde llega el grupo y alguien importante en el pasado de Mike, y Amber Heard, un nuevo interés romántico en la vida del bailarín.

Las rutinas de baile son más prominentes en Magic Mike XXL y el acto final es una especie de exploración de cada personaje. Tatum, quien saltó a la fama en la cinta sobre danza Step Up, señala que el baile es algo inherente en su vida, aunque no lo estudió formalmente.

Y al igual que Mike, su cuerpo muchas veces no puede resistirse a la música. El actor cuenta que hace poco se preparaba para ir a un centro comercial en Nueva Orleans con un amigo, quien le pidió que, por favor, no empezara a bailar si escuchaba música.

Tatum confiesa que aprendió a bailar yendo a muchas fiestas de quinceañeras cuando era adolescente en Tampa, Florida, y que en la categoría latina domina los pasos básicos de la salsa.

Las rutinas de baile de la cinta fueron una colaboración entre él y las coreógrafas Alison Faulk y Teresa Espinosa. Fue rodada en Savannah, Georgia, con decenas de extras y fans que ganaron concursos a lo largo de todo Estados Unidos. “Debo reconocer que se portaron muy bien. En la primera, cuando McConaughey salió al escenario, literalmente le arrancaron la ropa”, recuerda entre risas.

¿Habrá una tercera Magic Mike? En Estados Unidos la película tuvo un desempeño inferior al de su predecesora, principalmente debido a la dura competencia en la cartelera en la temporada de verano. La decisión de otra secuela está en manos de los mercados internacionales, donde se acaba de estrenar. Lo que sí está bastante avanzado es la versión para Broadway. “A finales de año empezamos a ensayar”, cuenta Tatum, aunque aún están en el proceso de seleccionar el reparto.