• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El Centro de Arte Lía Bermúdez tiene para funcionar tres meses

El Centro de Arte Lía Bermúdez trabaja con el mismo presupuesto desde hace 11 años / Foto Cortesía

El Centro de Arte Lía Bermúdez trabaja con el mismo presupuesto desde hace 11 años / Foto Cortesía

La institución zuliana trabaja con el mismo presupuesto desde hace 11 años y opera con un déficit de 8 millones de bolívares. La gobernación del estado aprobó un aumento de la asignación, pero es insuficiente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Quienes han acudido al Centro de Arte de Maracaibo Lía Bermúdez coinciden en que desde su fundación, hace más de dos décadas, la institución zuliana ha sido un espacio plural de difusión cultural, en el que hacen vida no solo los artistas sino los miembros de la comunidad.

Los visitantes alaban la programación variada y la calidad de las presentaciones que los organizadores se han dedicado a ofrecer al público a lo largo del tiempo. Pero esa situación podría cambiar este año porque la fundación vive una dura crisis financiera producto de que desde hace más de una década maneja el mismo presupuesto.

Desde 2002 el centro recibe 198.000 bolívares de la Gobernación del Estado Zulia y 1 millón de bolívares del Ministerio de Cultura. Sin embargo, para operar debidamente la institución necesita 9.782.500 bolívares anuales. A pesar de que el despacho de Francisco Arias Cárdenas aumentó la asignación a 641.000 bolívares, esa cifra representa solo 6,5% del presupuesto.

El director del CAMLB, Régulo Pachano, explica que para solventar la crisis financiera presentaron en octubre una solicitud de reconsideración de la asignación al Ministerio de Cultura, pero aún no han recibido respuesta. “Operamos con un déficit de 8 millones de bolívares. Estamos preocupados porque el dinero que tenemos solo nos alcanza para 3 meses de funcionamiento. Nosotros hacemos autogestión, pero eso no es suficiente para pagar los reflectores de una sala ni para aumentarles los sueldos a los empleados. Tenemos deudas con los proveedores y con el personal. No podemos invertir en equipos tecnológicos nuevos ni podemos arreglar parte de la infraestructura que se ha deteriorado con el tiempo. Afortunadamente tenemos un equipo humano valioso que ha asumido el centro como si fuera su casa, pero no podemos con todo. Nuestros ingresos son básicamente para subsistir”.

Pachano agradece la atención que le ha brindado la Gobernación del Zulia durante el último año y cuenta que, incluso, asumió los gastos del consumo eléctrico de la institución. “Nos hemos reunido con el secretario de Administración para ayudarnos financieramente y llegó una comisión del Centro Rafael Urdaneta que se encargará del mantenimiento y la conservación de nuestra infraestructura. Se han comenzado a ver resultados, pero arrastramos el mismo presupuesto desde hace 11 años. Por eso nos hace falta el apoyo de otros actores, como el ministerio”.