• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Celebraron a Yordano con un emotivo espectáculo

Ilan Chester, Evio Di Marzo, Mariaca Semprún, Horacio Blanco y Caramelos de Cianuro, entre otros, interpretaron el repertorio del músico recién operado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El guitarrista y director musical de Yordano, Eddy Pérez, quería que fuera una fiesta y lo logró. Más de 27 artistas participaron en Noches de luna, un homenaje a Yordano que además tenía como propósito recaudar fondos para su posoperatorio.

Artistas de todas las generaciones y géneros musicales interpretaron el repertorio del cantante. El Teatro de Chacao estaba completamente lleno. La boletería, cuyo precio variaba entre 1.600 y 3.000 bolívares, se agotó en menos de una semana.

La primera noche de conciertos estuvo repleta de emociones. Y aunque fue emotivo y nostálgico, lo que privó fue la alegría. Pese a algunas fallas técnicas, el ambiente era de celebración. Daniel Somaroo fue el encargado de abrir con “Bailando tan cerca”. “Gracias por llenar este teatro. Para nosotros es un honor rendirle tributo a nuestro gran amigo Yordano que se está recuperando", dijo el cantante. A continuación se presentó Pedro Guzmán con el tema “No queda nada”, una emotiva actuación que le dedicó a “Yordano, maestro de maestros”.

El cantaor Goyo Reyna arrancó aplausos con su baile flamenco de la versión reggae de “No voy a mover un dedo” y lo mismo hizo Huáscar Barradas, que interpretó con su flauta “Queriendo”. Después de que Laura Guevara cantó “Siempre la brisa”, Rafa Pino junto con C4 Trío conmovió a los presentes con “Aquí viene la noche".

Los aplausos no cesaron en toda la noche. “Yordano, ¡feliz regreso a la vida!”, exclamó Jorge Spiteri, quien puso voz a “Vivir en Caracas”, antes de que Ricardo Malfati cantara “Días de junio”. A ellos les siguieron Pablo Dagnino con “Niña mala” y Gian Faraone con “En un beso la vida”. La Pagana Trinidad versionó “Muñeca de lujo” en pop rock.

En varias ocasiones, Eddy Pérez ofreció sus disculpas al público por el tiempo que se tomaban en cambiar los instrumentos. “Tranquilo que aquí seguimos”, le respondieron desde el público.

Sergio Pérez interpretó acompañado de su violín al clásico “Perla negra”, una de las piezas más coreadas de la noche. Luego llegó el turno de Mariaca Semprún junto con Alfredo Naranjo, quien tocó el vibráfono, para interpretar la canción “Algo bueno tiene que pasar”. La alegría se apoderó del teatro y el público se emocionó aún más cuando en la pantalla detrás del escenario apareció la bandera de Venezuela.

Juan Carlos Gómez cantó “Media luna” y Diego “el Negro” Álvarez –quien además estaba en la percusión de la banda¬– “Chatarra de amor”. A Delia le correspondió “Aquel lugar secreto” y Luis Fernando Borjas, de Guaco, “A la hora que sea”.


Otro momento bastante emotivo fue la actuación de Evio di Marzo, hermano de Yordano. Cuando apareció todo el mundo lo aplaudió de pie. El artista prestó su voz para “Hoy vamos a salir”. Luego, Guillermo Carrasco interpretó “Otra madrugada”.

Más adelante, Horacio Blanco subió a la tarima. “La música de Yordano ha dado para todo, también para la reflexión. Sus letras tienen conexión social. Esta canción es parte del soundtrack histórico de la nación”, dijo el vocalista de Desorden Público antes de cantar “Por estas calles” al ritmo de ska. A punto de finalizar el tema, antes del último estribillo, el vocalista pidió a los asistentes: “Canten con corazón porque nos duele Venezuela”. La ovación no se hizo esperar.

Desde Nueva York, Yordano envió un video para agradecer a los artistas y al público. Sin embargo, por fallas técnicas, no pudo ser transmitido. El concierto se reanudó con Ilan Chester.

Antes de interpretar “Lejos”, de la que dijo era una de sus canciones preferidas, el compositor emocionó a los asistentes con un breve discurso: “Honramos las canciones de Yordano, su legado en vida. Es uno de los cantautores más importantes, de habla hispana, de nuestra época”.

La energía se mantuvo en el teatro durante la intervención de Rafael “el Pollo” Brito, que cantó “Manantial de corazón” y luego dio paso a una versión en rock de “Otra cara bonita”, a cargo de Caramelos de Cianuro, quienes estuvieron acompañados de Hugo Fuguet.

El cierre estuvo a cargo de Trina Medina con “Madera fina” y de un ensamble de todos los artistas para interpretar “Bailando tan cerca”.