• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Caterina Valentino: ¡En Conatel hay corazón de hierro!

Suspendieron nuevamente el programa que conducía Caterina Valentino / Leonardo Noguera

Suspendieron nuevamente el programa que conducía Caterina Valentino / Leonardo Noguera

"Soy romántica hasta los tuétanos. Hasta el punto de escribir grafitis en las paredes. Una vez por poquito me llevan presa"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿La han censurado como corresponsal de Radio Caracol? ­

¡Para nada!... Allí me siento más tranquila (risas).

­¿La intranquiliza el destino de su programa Hay corazón? ­

Solo sé que hay que continuar luchando.

­¿Y el de Venezuela? ­

Siempre hay esperanzas; estamos entrando en una época de luz.

­¿Según quién?

La cábala.

­¿Le pondrá ahora más corazón a la causa de Capriles? ­

(Carcajadas) Siempre hay corazón con el flaco.

­¿Alguna vez lo hubo por la revolución? ­

Tengo muchos amigos allí.

­¿Podría ser su programa un módulo para la reconciliación? ­

¡Claro!, todos podemos unirnos en un solo corazón.

­¿Con el "corazón de la patria"? ­(Risas)

Con el de la gente que cree en esta revolución.

­¿Los ha animado a saltar la talanquera?

Sí, y muchos han hecho corazón con el flaco.

­¿Un amor platónico? ­Robert De Niro.

­¿Nacional? ­(Carcajadas)

¡Ay!... No podría serlo porque haría todo por conquistarlo.

­¿Una rival? ­

No tengo.

­¿Cultiva la altivez?

­Para nada. Más bien el extremo: la humildad.

­¿Caprichosa?

­Valiente y terca. Nunca me rindo.

­¿Consentida de niña? ­

No hubo tiempo. Vengo de lo humilde, de Catia, de un hogar de mucho trabajo. Viví 19 años en la calle Colombia. Hice labor social.

­¿Un complejo? ­

Suelo ser perfeccionista. Y eso no es bueno.

­¿Un pecadillo confesable?

­Escaparme a montar a caballo.

­¿Qué tiene de rumbera? ­

Desde el rock hasta la salsa.

­¿De monja? ­

¡Muérete que de chiquita quise serlo! Hubiera acabado con la congregación (risas).

­¿De revolucionaria?

­Mis deseos inmensos por la libertad.

­¿Una heroína? ­

Juana de Arco. De aquí, María Corina.

­¿Una rabia? ­

El día que me dijeron que ya no iba al aire.

­¿De qué está hecho el corazón de Conatel? ­

Conmigo, hay corazón de hierro.

­¿Animaría la AN? ­

Con la política no hago corazón.

­¿Y los cacerolazos a Roque Valero y Winston Vallenilla?

­No estoy de acuerdo.

­¿Un pareja de parlamentarios haciendo corazón? ­(Risas)

María Corina Machado y Diosdado Cabello besándose. Me encantaría ver esa imagen.

­¿Otra fantasía? ­

La internacionalización. La estoy tocando.

­¿Primera dama?

­Solo sé que haría muchas cadenas de amor.

­¿Erótica? ­Siempre. Sobre todo en las noches.

­¿Porta novio? ­(Risas)

No... Estoy a la orden.

­¿Un lugar para amar? ­

El Ávila.

­¿Un desnudo fuera del jacuzzi?

­En el mar.

­¿Cómo duerme? ­

(Carcajadas) Sin mucha ropa.

­¿Un revolucionario? ­

El Papa Juan Pablo II.

­¿Una adicción? ­

El chocolate.

­¿Una contradicción?

­Caracas.

­¿Ha vivido obsesiones fatales por la radio?

­¡Ay! ... Por lo que me escriben parece que sí, pero hasta allí.

­¿Y Nueve semanas y media?

¡Ay sí!, es lo más divertido y vibrante que hay.

­¿Romántica? ­

Hasta los tuétanos. Hasta el punto de escribir grafitis en las paredes. Una vez por poquito me llevan presa.

­¿La última vez que lloró por amor?

El año pasado.

­¿Por el país? ­

Mucho, mucho, por el programa. Han sido días muy duros.

­¿Dice su edad?

­¡Claro!, 37...Y estoy buenísima.

­¿Con o sin "cuchillo"?

­Sólo en los senos y por una corrección de fractura de nariz.

­¿Por qué las mujeres no van solas al baño? ­

Porque nos encanta un chisme.

­¿El último chisme?

Caterina está empatada con Henrique (carcajadas).

­¿Una actriz política? ­Carolina Perpetuo.

­¿Un político actor? ­

¡Ay Dios!... Evo Morales, por su conexión con su gente.

­¿Entre Uribe y Santos? ­

Con los dos hago corazón. A Uribe lo admiro. Santos, quiéralo o no, ha seguido su línea.

­Y entre Dilma Rousseff y Cristina Kirchner, ¿cuál es mejor animadora? ­

Cristina tiene esa característica bien marcada.

­¿Qué le dejó Discovery Channel? ­

Mi próxima entrada a Telemundo.

­Luego de Planeta Sur, ¿animaría la Unasur? ­(Carcajadas)

No, porque no se parecen en nada, menos en la naturaleza.

­¿Venevisión?

Mi corazón está con Televén. Veremos qué pasa con el programa.

­Si el proceso se le acercara...

­Le respondería, pero para abrazarnos todos.

­¿A qué estaría dispuesta por mantener su programa?

Podría negociar el contenido. Más nada.

­¿Animaría otro mitin de Capriles?

­Sí, y esta vez le daría un beso gigantesco.

­¿Dónde? ­(Carcajadas) ¡

Pero bueno!... un beso en nombre de todos los venezolanos.

­De corazón, ¿un mensaje al proceso? ­


­¿A la oposición? ­

Consolidar la unidad.

­¿Su lado sagrado? ­

El amor por mi país.

­¿Su lado intenso? ­

Lo enconada que soy con las cosas.

­¿Su lado ingenuo?

Pensar que Hay corazón va a regresar.

­¿Y la unión entre los dos bandos? ­Eso sí.

Tengo fe.

­¿Animaría el recuento de votos? ­(Risas)

Puede ser divertido que estén presentes las dos partes.

­¿Qué pasaría en Venezuela si el primer animador oficial no lograse hacer corazón con más de la mitad de la población? ­

Voy yo y hago corazón con esa mitad... Por supuesto que al lado del flaco (risas).