• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

El Castillete busca la luz

Castillete - Armando Reverón

Castillete - Armando Reverón

Hace un mes se reiniciaron los trabajos de rescate del lugar que construyó con sus manos Armando Reverón. La comunidad espera que sea una réplica del que existió hasta 1999. El plan, sin embargo, es otro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Piedra sobre piedra, Armando Reverón levantó una pequeña fortaleza que le permitió custodiar su mundo creativo. Puerta de madera, techo de paja. Entrar al Castillete de Macuto significaba acercarse a la quimera del artista, desplegada en cada metro del lugar donde desarrolló la etapa más fructífera de su obra. 

El agua, sin embargo, no tuvo compasión con las columnas que el pintor de la luz había hecho con sus propias manos, en 1921. El deslave de 1999 acabó con toda la estructura, incluido el edificio anexo que completaba el Museo Armando Reverón. 

15 años y 7 meses después de la tragedia de Vargas, las autoridades al parecer ya se pusieron de acuerdo para comenzar los trabajos de reconstrucción en el lugar. El proyecto, sin embargo, no tiene un norte claro. 

La demolición del anexo le correspondió a la Gobernación de Vargas, que desplazó un tractor Jumbo 320 con martillo hasta las ruinas del museo, en noviembre de 2014. El inicio de los trabajos de reconstrucción se anunció la última semana de julio, que es responsabilidad del Instituto de Patrimonio Cultural, en conjunto con el Instituto de las Artes de la Imagen y el Espacio. 
El Castillete podría ver de nuevo la luz en enero del próximo año. Esa es la promesa. 
34.671.210 bolívares es el presupuesto con el que cuenta la empresa Construcciones Valda 2001, luego de que ganó una licitación cerrada que realizó el IPC en abril de este año. 
“Será una réplica de la réplica, porque había trabajos hechos en el lugar que no fueron obra de su creador. Desde la tragedia es la primera intervención que se hace”, asegura Doris Arteaga, arquitecto e inspectora permanente de la obra asignada por el IPC. 
De acuerdo con uno de los ingenieros, hasta la fecha han adelantado 10% de la obra, que incluye el levantamiento de columnas tradicionales que serán revestidas de piedras, para hacer la reproducción del Castillete. 
“Es lo que siempre ha querido la comunidad”, dice Belkys Reyes del Consejo Comunal Armando Reverón. “Qué mejor homenaje que ver esta obra maestra de nuevo. Desde 2007 hemos impulsado esta idea, hasta que Pedro Calzadilla, entonces ministro de Cultura, habló públicamente de una réplica. Si no tienes el espacio vivo, que demuestre quién fue Reverón, se pierde en el tiempo su memoria. Por eso insistimos en la reconstrucción, para preservar la memoria local”. 

El testimonio de Reyes difiere de la proyección de la obra que tiene Morella Jurado, directora del Iartes. “Durante un año hemos trabajado en este proyecto, desde que el presidente Maduro firmó el punto de cuenta en el que nombraba al Castillete como patrimonio. Ha sido un trabajo democrático, que apuesta a los acuerdos entre tantas instituciones. Ya se hizo el diseño del edificio de servicios. No será un falso histórico, se trata de un museo de sitio, donde se muestre el espacio recuperado”.  
Una suerte de centro cultural con auditorio, sala expositiva, cafetín, tiendas y una bóveda que contendrá obras originales del artista. “No va a ser una reconstrucción. Se despejó la pileta que estaba tapiada por el deslave, así como los restos que quedaron del Castillete, que se van a complementar con objetos de Reverón. Musealizar lo que queda allí”, afirma Jurado. 


 
Expropiar para un bulevar. El Castillete se emplazó dentro de los planes del gobierno, varios años después de su desaparición. En 2004, el ministro de Cultura de ese momento, Francisco Sesto, dio por desaparecido el Museo de Reverón, según documentó El Nacional el 15 de diciembre de ese año. “La Fundación Reverón está en liquidación, pero eso no significa que Reverón esté en liquidación, ni que su obra esté en liquidación. El sitio se perdió y no hay un plan para 2005, ni que se vislumbre en el futuro, para recuperar el Castillete. Tampoco es un problema del gobierno, sino de la Gobernación de Vargas. Lo que hace falta aquí es un museo del petróleo, porque no puede ser que en un país petrolero no haya un museo del petróleo”.

El proyecto, sin embargo, se retomó años después. No es la primera vez que se aprueba una partida para la reconstrucción del Castillete. En 2008 Fundacomunal entregó 120.000 bolívares para la demolición del edificio anexo al consejo comunal del sector Las Quince Letras. No se hizo. “Ese dinero nunca llegó”, asegura Reyes. En 2011 se anunció un presupuesto de 5.000.000 de bolívares que administraría el consejo comunal. Se quedó en palabras.

Finalmente, en octubre de 2014, con ocasión de conmemorarse 60 años de la muerte del maestro, se hizo pública la cifra de 41.270.874 bolívares para retomar los trabajos, que venían junto con unos estudios arqueológicos. Se despejó el lugar con la intervención de varios especialistas del IPC y se demolió el edificio. 

El proyecto actual incluye la expropiación de varios terrenos que colindan con el Castillete. La idea es construir un bulevar que desembocará en la Intercomunal de Macuto. 
Actualmente la empresa que ganó la licitación, Construcciones Valda 2001, se encuentra inhabilitada para contratar con el Estado de conformidad con el artículo 50 de la Ley de Contrataciones Públicas. Es el dato que arroja el sistema en línea del Registro Nacional de Contratistas. La compañía, sin embargo, continúa con los trabajos. 

“Toda empresa debe estar solvente al momento de entablar contrataciones públicas. Eso es muy claro”, señala Leopoldo Provenzali, ex presidente del IPC. 
“La alcaldía no se ha reportado con los camiones para la recolección de los escombros. Hemos consultado a la comunidad y se autorizó a que la empresa Valda 2001 asumiera estos trabajos, lo que implica una inversión que no estaba prevista. Pero había que avanzar”, señala la inspectora permanente de la obra.
El presidente del IPC, Omar Vielma, no quiso dar declaraciones para este trabajo. 

El edificio de servicios que va a levantarse tendrá el mismo espíritu del destruido Castillete. “No será un mamotreto que no tenga relación con el trabajo bucólico que desarrolló Reverón”, afirma la directora del Iartes. 

La vocera comunal, Belkys Reyes, se imagina otro escenario. “Hay que mostrarle a los jóvenes lo que significaba Reverón. Ese es el objetivo de la reconstrucción del Castillete. Levantar otra cosa es ir en contra de la memoria histórica de Macuto y su pintor de la luz”.

41
millones fueron aprobados por el Ejecutivo para la recuperación del Castillete de Reverón, según la Gaceta Oficial N° 40543