• Caracas (Venezuela)

Escenas

Al instante

Cartagena exhibe arte de Clemencia Labin

Foto CORTESÍA CLEMENCIA LABIN

Foto CORTESÍA CLEMENCIA LABIN

La creadora marabina, que reside en Alemania, participa en la I Bienal Internacional de Arte Contemporáneo que se organiza en la ciudad colombiana. La exposición se inaugurará el viernes y durará hasta abril 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Clemencia Labin tiene dos días en Cartagena de Indias y a pesar del poco tiempo de estadía dice que está enamorada de la ciudad colombiana. Expresa que el clima, así como el colorido de las casas, le recuerda a su natal Maracaibo. Viajó desde Hamburgo, Alemania, donde reside, para participar en la I Bienal Internacional de Arte Contemporáneo que se realiza en la urbe localizada a orillas del mar Caribe.

La inauguración oficial de la exposición será el viernes y las exhibiciones se mantendrán hasta el 7 de abril. La cita será una oportunidad de intercambio, de encuentro entre artistas del mundo entero. La organizadora Berta Sichel, que trabajó durante muchos años como directora del Departamento de Cine y Video del Museo Reina Sofía de Madrid, le asignó a Labin los corredores externos del primer piso del Museo Naval del Caribe. En la edificación colonial expondrá su más reciente trabajo, integrado por las piezas Piñatas y Truncas, que son de gran tamaño: cada una mide 3,5 metros de alto.

“En septiembre ella me visitó en mi taller en Hamburgo. Tenía tiempo buscándome, estaba interesada en exhibir piezas de la serie de Pulpas, tanto pequeñas como medianas, en un gran mural. Pero cuando vio las piñatas cambió de idea y le pareció que serían ideales las otras obras para llevar a Cartagena. Estoy encantada en esta ciudad porque todo funciona perfecto, creo que va a ser un éxito la bienal. Además, como maracucha apasionada que soy, puedo decir que esta ciudad es como una Santa Lucía, pero mucho más grande y restaurada”, expresa la artista que en 2011 representó al país en la Bienal de Venecia.

Labin define las Piñatas y las Truncas como ensamblajes escultóricos totémicos de telas diversas que cuelgan del techo. “Son una suerte de estalactitas, táctiles, caprichosas y muy personales, concebidas  con una idea o temática informal que celebra la improvisación.  Suspendidas juegan desde sus diferentes alturas y apariencias a ser personajes diversos del teatro de mi mundo cultural. Mi obra se caracteriza por tener mucho color, por su feminidad”, agrega.

Después de la inauguración tiene planeado un recorrido por otras ciudades de Colombia, como Medellín y Bogotá. A principios de marzo regresará a Venezuela para finiquitar los detalles de un libro que desea publicar sobre el trabajo que se realizó de 2001 a 2013 con la Velada de Santa Lucía. “Ya le dejé todo el material a un diseñador, queremos hacer algo distinto, la idea es que se cuenta la historia de cada casita. También quiero incorporar la opinión de artistas y curadores sobre esa actividad que hicimos durante tantos años. Será algo muy exquisito, bien diseñado. Seguro se demorará un poco el lanzamiento por los problemas del papel”, dice Labin, que asegura sentirse orgullosa de representar a Venezuela en la bienal de Cartagena de Indias.